Carrello

0 Prodotti MXN$0.00

Mera defensa de la fe - Eleuterio Fernández Guzmán

Abbonamento a feed Mera defensa de la fe - Eleuterio Fernández Guzmán
b2evolution 2021-01-15T22:33:23Z
Aggiornato: 1 ora 12 min fa

Noviembre de Santos y difuntos - Orar por las Benditas Almas

Gio, 2020-11-05 18:02

Con toda seguridad, esto que aquí ponemos hoy es lo más importante de todo lo que podamos decir en todo este mes. 

En realidad, que nosotros tengamos en cuenta a las Benditas Almas del Purgatorio-Purificatorio ha de significar algo. Y queremos decir con eso que debemos pedir por ellas para que su paso por tal lugar intermedio entre el mundo y el Cielo sea lo más corto posible. 

Sin duda alguna, el Tribunal de Dios habrá sido justo con el Alma que ha sido destinada a tal lugar pero eso no quiere decir que el corazón del Creador no se ablande cuando aprecia el amor que se tiene por las Almas que allí se purifican y, por tanto, aplique las oraciones por ellas en su beneficio, digamos, temporal y acorte su estancia y, por tanto, los lleve a su definitivo Reino llamado Cielo. 

Debemos, por tanto, orar por ellas. Y no podemos decir que sean pocas las formas de hacerlo porque, a lo largo de la historia de la cristiandad han sido muchos hermanos nuestros los que, dándose cuenta de la importancia que tiene orar por las Benditas Almas, se han puesto en cabeza de la oración por ellas. Y aquí traemos, tan sólo, unos ejemplos de eso y pedimos, por favor, que se tengan en cuenta los mismos.Leer más... »

Noviembre de Santos y Difuntos - ¿Cuántas almas son?

Mar, 2020-11-03 18:18

En su libro “¿Se salvan todos”? (de recomendable lectura), el dominico Antonio Royo Marín O.P. plantea, eso, si toda alma se salva o se salvará. Y es que ya se sabe que, en cuanto a eso, con ser tan misterioso, hay opiniones de todos los gustos, colores y demás posibilidades.

No tratamos hoy, precisamente, el tema de si todos vamos a ser salvados o todos nos vamos a salvar porque, la salvación supone la Bienaventuranza y la Visión Beatífica o, por decirlo pronto, estar en el Cielo, definitivo Reino de Dios. No. Hoy no tratamos de eso aunque no podemos dejar de reconocer que salvar, lo que se dice salvarnos, a todos nos gustaría, pero…

El caso es que queremos referirnos a cuántas almas hay en el Purgatorio-Purificatorio pues es a lo que nos debemos en esta pequeña serie de artículos dedicados a ese estado intermedio entre la existencia en el mundo y el Cielo, anhelo de todo aquel que sepa lo que le conviene.

Sin embargo, la cosa no tiene que ver el número de almas que pueda haber en aquel lugar donde limpiamos lo que no hayamos podido limpiar en nuestra vida terrena. Es decir, no queremos decir que haya tantos y tantos millones de almas allí. No. Más bien queremos referirnos a cuáles son las circunstancias por las cuales pueda haber allí almas con necesidad de blanquear más que la nieve para poder presentarse ante Dios como un alma debe presentarse ante Quien lo ha creado.

A tal respecto, nosotros somos como somos. Es decir, primero y antes que nada pecadores (nacemos empecatados y ya lo dice el Salmo 51,7:”Pecador me concibió mi madre”) Luego, al ser bautizados, se nos perdona tal pecado (y más si es que no se nos bautiza en la mucha infancia sino más tarde y hemos tenido tiempo de caer en tentaciones…) pero, como decimos que somos como somos, tenemos un tendencia (que casi podría calificarse de enfermiza) a pecar de nuevo otra y otra y otra vez.Leer más... »

Benditas las Almas del Purgatorio-Purificatorio

Dom, 2020-11-01 18:36

Estamos más que seguros que la Venerable Marta Robin gozará con que dediquemos hoy, que es el día que, habitualmente, empleamos en traer las palabras que dejó dichas en su “Diario íntimo”, a las Benditas Almas del Purgatorio-Purificatorio pues es de ella de donde, el que esto escribe, extrajo la segunda denominación (Purificatorio) para el estado intermedio entre la tierra y el Cielo en el que las Almas se limpian antes de estar ante Dios. Y que hará lo mismo el resto de lunes del presente mes de noviembre que vamos a dedicar, no por casualidad, al tema de los Santos y de las citadas Almas.

 

En realidad, no sólo se purga allí sino que, podemos entender, se purifica como resultado de la limpieza del alma. Y por eso la segunda, digamos, denominación…

 

Pues bien, hoy, tradicionalmente dedica la Iglesia católica, el día al recuerdo de aquellas almas que se encuentra en el estado, digamos, de perfeccionamiento y de echar en el fuego purgante aquello que no quedó limpio en el momento de morir. Y eso no es poca cosa sin mucha y más que mucha.

 

Merecen, como bien sabemos, las Almas que se encuentran en el Purgatorio-Purificatorio que nos acordemos mucho de ellas. En primer lugar porque forman parte de la Iglesia y, por eso mismo de no poder hacer nada por ellas mismas somos aquellos que aún andamos por el valle de lágrimas que es el mundo los que debemos orar y rezar en su favor. Pero es que, no siendo poco esto, es también muy importante no olvidar que las Almas, allí, se acuerdan también de nosotros y piden a Dios por aquellos que las favorecen militando aún en la Esposa de Cristo.Leer más... »

La Palabra para el domingo - 31 de octubre de 2020

Sab, 2020-10-31 00:10

 

 

Mt 5, 1- 12a

“Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y, tomando la palabra, les enseñaba diciendo:


‘Bienaventurados los pobres de espíritu,
porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados los mansos,
porque ellos poseerán en herencia la tierra.
Bienaventurados los que lloran,
porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia,
porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón,
porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que trabajan por la paz,
porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia,
porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.

 

Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.”

COMENTARIO

Bienaventurados 

 

Es bien cierto que no sabemos, a ciencia y corazón ciertos, si las llamadas Bienaventuranzas las pronunció el Hijo de Dios, digamos, de una sola vez o fueron recogidas por el evangelista que fuera publicano y, por decirlo así, unirlas para que formaran parte de una predicación. El caso es que, de todas formas, las tenemos como enseñanza veraz de lo que supone el Amor de Dios, así, con mayúsculas. 

El que esto escribe no es capaz de decir nada nuevo de lo que ya se ha dicho sobre las Bienaventuranzas pues, para eso ya hay personas mucho mejor preparadas que saben sacar todas las consecuencias a las palabras de la Palabra. Si embargo, no puede ser algo poco importante que los sencillos en la fe llevemos, de nuestro corazón al mundo lo que al respecto de las mismas tenemos por bueno y mejor. 

Cada palabra que en ellas dice Jesucristo es una que lo es de esperanza. Es decir, siembran en nuestro corazón, primero, que Dios mismo nos contempla y sabe lo que nos pasa y, luego, que podemos resultar muy beneficiados (entiéndase esto, por favor) de ser como Cristo cree y dice que debemos ser. 

El caso es que hay mucha esperanza en saber que, de ser pobres de espíritu, vamos a tener el Reino de Dios como herencia; que de ser mansos, heredaremos la tierra; que si lloramos por ser perseguidos y por pasar malos momentos, el Todopoderoso nos consolará; que si en nosotros anida la voluntad de que haya justicia en el mundo… entonces Dios nos saciará de la misma; que a nuestra misericordia el Padre responderá con la suya que es ilimitada; que cuando nuestro corazón no está manchado por la lacra del pecado, entonces, veremos a Dios; que cuando en nuestro proceder ordinario no sembramos odio o lo procuramos para el corazón del prójimo a nosotros se nos llamará “hijos de Dios” como algo más que un título; que cuando el mundo nos persiga por ser discípulos de Cristo… entonces sí, entonces ya es nuestro el Reino de los Cielos, el definitivo de Dios y, en fin, que cuando los poderes del mundo insistan en perseguirnos y malicien asechanzas contra nosotros por el hecho, como hemos dicho arria, de confesar que Jesucristo es Dios hecho hombre y que vino al mundo a dar su vida para que quien creyese en Él se salvase… entonces, precisamente entonces obtendremos una gran recompensa en el Cielo donde el que está no puede estarlo en las mismas condiciones porque para eso Dios es Justo… 

Jesucristo nos pone al mismo nivel que los profetas que, en sus tiempos, fueron perseguidos por, precisamente, cumplir con la Voluntad de Dios. Y nosotros, que somos simple barro en manos de un muy buen alfarero, sólo podemos esperar ser como dice Cristo que debemos ser para que pueda decirnos, en las mismas puertas del Cielo, “pasa, bienaventurado, a la Casa de mi Padre”. 

 

PRECES

 

Pidamos a Dios por aquellos que no escuchan la Palabra de Dios.

Roguemos al Señor.

 

Pidamos a Dios por aquellos que no quieren ser bienaventurados.

Roguemos al Señor.

 

ORACIÓN

 

Gracias, Señor, por poder transmitir esto.

Eleuterio Fernández Guzmán

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos. 

Panecillo de hoy: 

Palabra de Dios; la Palabra. 

Para leer Fe y Obras. 

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

J.R.R. Tolkien - Entre Bloemfontein y Bournemouth: Prólogo

Mer, 2020-10-28 17:20

En efecto, estas dos ciudades jugaron un papel muy importante en la vida de J.R.R. Tolkien ya que en la primera vino al mundo y en la segunda, se fue del mismo o, al menos, fue la última en la que gozó de su existencia antes de la muerte de su esposa, Edith. Es decir, que entre un momento, el 3 de enero de 1892 y el otro, 2 de septiembre de 1973 un ser humano llamado John Ronald Reuel desarrolló una vida en la que, a lo mejor, tuvo la inesperada visita de la inspiración (“En un agujero en el suelo…”) aunque ya sabemos eso que dice que no hay mejor improvisación que la que está bien y más bien preparada pues, seguramente, ya bullía en su corazón mucho de lo que luego fue.

               

                                                                                

En realidad, este debería haber sido el primer artículo de esta larga serie sobre Tolkien padre. Sin embargo, las cosas son como son y surgen cuando surgen. Por eso, ahora mismo vamos a hacer un recorrido poco pesado por su vida. Y eso, sea cuando sea, está bien y más que bien, si ustedes nos entienden.Leer más... »

Beato Manuel Lozano Garrido - “Lolo, libro a libro”- Santa Petición a Dios

Lun, 2020-10-26 18:01

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

Santa petición a Dios

 

“Anda, Señor, vela por nuestro gozo” (Mesa redonda con Dios, p. 50)

 

El capítulo del que hemos extraído el texto de hoy se titula “En la taquilla del cine” y puede verse al Beato de Linares subir desde el suelo hasta Dios mismo, poco a poco, expresión a expresión de confianza en el Todopoderoso

Por eso nos dice, y empieza a subir:

 

Debí decirle a la taquillera: ‘Señorita, quiero veinticinco pesetas de dos horas sin preocupaciones, números, oficinas, ni prisas”.

 

¿Ven ustedes? Empieza en el suelo, a ras mismo de la tierra que pisamos.

Pero, luego, poco a poco, va subiendo hacia Dios:

 

El canto del corazón es una osa que sólo se adquiere con actos de amor, renuncia justa, aceptaciones, superación y victorias. La sonrisa y la mirada ancha son las rentes del ideal que escalamos”.

 

¿Escalamos? Sí, escalamos hacia Dios.

Y sigue subiendo:

 

¡Sería tan bueno que cuando sale el ‘Fin’ en la pantalla nos levantáramos de las butacas enriquecidas con una semilla de nobleza…!”

 

Y sí, definitivamente, su vuelo alcanza a Dios:

 

Anda, Señor, vela por nuestro gozo

 

Y ahí estamos, en lo que hemos traído aquí pero hemos querido trazar el vuelo espiritual que hace Lolo desde el mismo ser del hombre hasta su Creador, a quien se dirige para pedir, expresamente, que lo tenga en cuenta.Leer más... »

Venerable Marta Robin – Santas intenciones de Dios

Dom, 2020-10-25 17:39

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Santas intenciones de Dios

 

“Nada está permitido por Dios que no sea por amor y por el más grande bien sobrenatural y divino de nuestra alma.” (Diario íntimo, 3 de febrero do 1930)

 

Es verdaderamente misterioso el sufrimiento y no siempre estamos dispuestos a aceptarlo porque, personalmente, cuando nos adentramos en el mismo, no será precisamente en un camino de rosas sino, al contrario, de espinas.

Es cierto y verdad que nosotros sostenemos que el sufrimiento es una escuela donde podemos aprender más de lo que, a primera vista, podría parecer. Sin embargo, no son pocas las veces en las que no concuerda la teoría de esto que decimos con nuestra propia vida. Vamos, que no aceptamos el sufrimiento así como así.

Antes de escribir las palabras que hemos traído hoy aquí, nos habla la Venerable Marta Robin de “noche oscura y dolorosa” porque tuvo la impresión de que Dios estaba ausente de su alma y que ella sabía que en esos momentos difíciles de pasar en la vida en los que se pasa más que mal “no es siempre fácil en esos momentos de oscuridad tan profunda”  salir adelante ni aún apoyándonos en la fe.

Entonces, justo en tales momentos es cuando surge la clásica pregunta de “Dónde está Dios” que es algo así como manifestar que no entendemos qué es lo que nos pasa y las razones de lo que nos pasa. Y, entonces, entra en el corazón, la duda de fe…Leer más... »

La Palabra para el Domingo - 25 de octubre de 2020

Ven, 2020-10-23 17:13

 

Como es obvio, hoy no es domingo 25 sino sábado, 24 de octubre de 2020. Esto lo decimos porque hemos publicado hoy el comentario del Evangelio que siempre hemos traído aquí en día, precisamente, domingo. Sin embargo, un amable lector, sacerdote, me hizo la sugerencia de poner el comentario del Evangelio del primer día de la semana, el sábado porque, como es verdad y lamento no haberme dado cuenta, el texto del Evangelio de la Santa Misa del sábado por la tarde es el del domingo siguiente. 

 

Vayamos, pues, con el texto bíblico que corresponde este domingo y, luego, con el comentario de éste.

 

 

Mt 22, 34-40

 

“34 Mas los fariseos, al enterarse de que había tapado la boca a los saduceos, se reunieron en grupo, 35 y uno de ellos le preguntó con ánimo de ponerle a prueba: 36 ‘Maestro, ¿cuál es el mandamiento mayor de la Ley?’37 Él le dijo: ‘Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.  38 Este es el mayor y el primer mandamiento. 39 El segundo es semejante a éste: ’Amarás a tu prójimo como a ti mismo.’ 40 De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas’.”

      

 

COMENTARIO

 

No conocer a Cristo es, verdaderamente, una mala cosa

 

Los que no querían a Jesús porque, como a otros profetas de otros tiempos, lo querían bien alejado de sus realidades mundanas y espirituales, que el Maestro demostrara una y otra vez que no tenían razón en la apreciación de la Ley de Dios no era de su particular y egoísta gusto. 

Sin embargo, Jesús había venido al mundo a cumplir de forma total con la voluntad y la Palabra de Dios y no iba a dejar de hacerlo por los intereses de unos u otros porque bien sabía el Hijo de Dios que el mundo, entonces también, era cambiante y el pensamiento del individuo que tenía fe parecía adaptarse en exceso a los cambios del siglo. 

Fariseos, saduceos… todos ellos querían ver a Jesús alejado de sus vidas. Siempre que podían le planteaban preguntas para ver si caía en alguna de sus trampas. El caso es que, al parecer, se negaban a creer (aún viendo lo que hacía y decía) que aquel a quien perseguían era, nada más y nada menos, que el Mesías. Y así les iba pues solían ir a por lana y salir trasquilados.Leer más... »

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – La Comarca de Tolkien – Gracias, J.R.R.

Mer, 2020-10-21 17:21

El que esto escribe se ha dado cuenta de que, cree, no haber escrito para dar las gracias al autor de las obras que tanto amamos y a las que tanto nos dirigimos para gozar.

En realidad, al título de este artículo no le falta nada porque es una forma de distinguir al padre del hijo Christopher o de no tener que decir que nos referimos a Tolkien padre. Así queda claro que, quien merece ahora mismo nuestra humilde y sencilla atención no es el hijo (a quien ya dedicamos un artículo agradeciéndole toda la labor que realizó con la obra de su padre) sino el mismo autor de El Hobbit, El Señor de los Anillos, Hoja de Niggle, Las aventuras de Tom Bombadil, etc., etc. y etc., pues no se limitó (hubiera sido ya bastante) a escribir las dos primeras sino que hizo más y más que mucho, si ustedes nos entienden.

Estamos seguros de que muchas personas de las que puedan leer esto ya han dado las gracias, cada cual a su manera, a J.R.R. porque les ha descubierto un mundo nuevo o por lo que sea que haya tenido que ser. Pero a nosotros nos toca, ahora mismo, dar las gracias, bien merecidas a quien, queriendo hacer bien las cosas, las cosas las hizo bien (y esto no es una adivinanza para que la acierte Gollum o Bilbo…)

Por tanto, el que esto escribe da las gracias a J.R.R. por lo que sigue:Leer más... »

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - A Dios rogando

Lun, 2020-10-19 17:51

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

A Dios rogando

 

“Es así que yo vengo hasta Ti con un recibo entre las manos y una lista de congojas en el corazón. No me dejes Señor, y sácame pronto del cuarto oscuro de las estrecheces o las facturas que vencen. Cuento contigo. Aquí tienes ya mi sonrisa de reconocimiento.” (Mesa redonda con Dios, p. 48)

 

En este texto del Beato Manuel Lozano Garrido hay mucho de necesidad pero, sobre todo, hay mucho más aún de esperanza.

Lo bien cierto es que no es nada extraño ni raro que nos dirijamos a Dios para pedirle. Es más, seguramente, la oración de petición debe ser la que más abunde entre los que creen que Dios es Único y que, siendo, Todopoderoso, todo lo puede conseguir como, por cierto, es verdad. Pero pedir, bien que pedimos…

El Beato de Linares (Jaén, España), en este capítulo de su libro Mesa redonda con Dios de título “El anticipo” se dirige al Señor porque sabe, primero, que lo necesita y, luego, que lo estará escuchando. Y esto último es lo que más le anima a hablar con su Padre del Cielo pues existe una confianza así.

Lolo va al Padre. Es decir, es él quien lo necesita y es él quien se aboca al corazón del Todopoderoso. Y lleva una lista, a modo de recibo, para que Dios se quede con él y, cuando buenamente quiera y pueda, dar salida a las peticiones del linarense universal.Leer más... »

Venerable Marta Robin – Lo que más importa

Dom, 2020-10-18 17:10

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Lo que más importa

 

“¡Orar es lo más importante, el más imperioso de los deberes!” (Diario íntimo, 29 de enero de 1930)

 

Uno se pregunta cómo es posible decir tanto con apenas una decena de palabras y dos signos de exclamación. Y se responde que no resulta tan extraño si las mismas y los mismos vienen de alguien especialmente dotado por Dios para decir estas cosas y por inspiración de su Santo Espíritu. Y tal es el caso de la Venerable Marta Robin.

Orar y rezar. Aunque podamos pensar que, a lo mejor, son conceptos distintos, bien los podemos tener como la misma realidad espiritual y que consiste, sobre todo, en dirigirnos a Dios (o a quien corresponde) en acción de dar gracias, pedir, anhelar, etc. Y así lo tenemos en cuenta.

Es bien cierto que siendo pocas las palabras que hemos escogido de tal día de su Diario íntimo, cada de ellas tiene importancia y no sobra ninguna. Es más, si quitáramos alguna el sentido de lo dicho no sería el mismo.

En realidad, es cierto y verdad que no hemos traído aquí todo el texto, el que sigue. Sin embargo, podemos decir que es, por decirlo así, la continuación de lo que nos dice Marta Robin: la necesidad de ofrecer la oración a Dios y hacerlo por santas intenciones.

Pues bien, como decimos arriba, aquí nada sobra.

Sabemos que en nuestra fe cristiana, aquí católica, hay muchas realidades que tenemos en cuenta (dogmas, principios, valores, virtudes, Mandamientos, etc.) Por tanto, es muy difícil decir, por ejemplo, “no sé a qué atenerme”.Leer más... »

La Palabra para el Domingo - 18 de octubre de 2020

Ven, 2020-10-16 17:42

 

Como es obvio, hoy no es domingo 18 sino sábado, 17 de octubre de 2020. Esto lo decimos porque hemos publicado hoy el comentario del Evangelio que siempre hemos traído aquí en día, precisamente, domingo. Sin embargo, un amable lector, sacerdote, me hizo la sugerencia de poner el comentario del Evangelio del primer día de la semana, el sábado porque, como es verdad y lamento no haberme dado cuenta, el texto del Evangelio de la Santa Misa del sábado por la tarde es el del domingo siguiente. 

 

Mt 22, 15-21

  

“15 Entonces los fariseos se fueron y celebraron consejo sobre la forma de sorprenderle en alguna palabra. 16  Y le envían sus discípulos, junto con los herodianos, a decirle: ‘Maestro, sabemos que eres veraz y que enseñas  el camino de Dios con franqueza y que no te importa por nadie, porque no miras la condición de las personas.17 Dinos, pues, qué te parece, ¿es lícito pagar tributo al César o no?’18 Mas Jesús, conociendo su malicia, dijo: ‘Hipócritas, ¿por qué me tentáis? 19 Mostradme la moneda del tributo.’ Ellos le presentaron un denario. 20 Y les dice: ‘¿De quién es esta imagen y la inscripción?’ 21 Dícenle: ‘Del César.’ Entonces les dice: ‘Pues lo del César devolvédselo al César, y lo de Dios a Dios.’”

       

COMENTARIO

 

Hay que dar a Dios lo que es de Dios

 

Seguramente la expresión de Jesús, lo que nos dice, en este texto del evangelio de San Mateo, es una de las más conocidas de las muchas que dijo a lo largo de su vida pública. Y de ella, además, se ha interpretado lo que tiene que ver con la vida, en general del creyente católico. 

Sin embargo, siendo esto importante (y algo se dirá después) el caso es que el contexto en el que Jesús dice lo que dice tiene mucho que ver con la trampa y con el engaño aunque, de verdad, también tiene que ver con la ignorancia absoluta acerca de Quién era Jesús cuando habla al respecto del César y de Dios. 

En cuanto a la trampa y al engaño, aquellos que querían perseguir a Jesús porque no entendían lo que decían y, también, porque creían que no les convenía para nada, buscan cogerlo en un renuncio. Por eso le preguntan acerca de los impuestos que los judíos han de pagar al invasor romano. Leer más... »

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Ver con los ojos de Tolkien

Mer, 2020-10-14 17:19

Es cierto y verdad que cuando alguien descubre la obra de J.R.R. Tolkien difícilmente lo ha hecho sin nada o, lo que es lo mismo, no sería de lo más normal que alguien viera un libro, fuese del profesor de Oxford y nada supiera, de antemano, de qué había escrito este buen hombre.

Esto quiere decir que, de una manera o de otra, los lectores del autor de El Señor de los Anillos vamos condicionados cuando nos topamos con sus libros. Y ya podemos imaginar el condicionamiento que tiene alguien que lee todo esto después de haber visto las películas que se han hecho en los últimos años sobre la obra fantástica de quien hablamos…

Todo esto lo decimos porque una cosa es lo que cada uno de los lectores de Tolkien padre podamos ver a la hora de leer la obra de este inmortal autor y otra, a lo mejor, muy distinta, es lo que el mismo John Ronald Reuel Tolkien pudo ver, en su día, acerca de lo que podría ser un proyecto de escritura y lo que, luego, fue una obra impresa.

En realidad, también es cierto y verdad que a nosotros lo que nos importa (más que las opiniones y visiones de cada cual) es lo que vería, eso, J.R.R., cuando hizo lo que hizo.

No podemos negar que los ojos y el corazón de nuestro autor no andaba, para nada, desencaminado a la hora de imaginar un mundo como la Tierra Media. Y eso no lo decimos porque sepamos que ya lo había imaginado sino porque si no había una fuerte base fantástica en el corazón del autor de todo esto… en fin, como que resulta difícil que un día se sentara en su mesa y dijera algo así como “pues ahora creo la Tierra Media”. No. Estamos más que seguros que base, lo que se dice base, la tenía y más que fuerte en su mente y en su corazón. Y así salió lo que le salió.

También es verdad que alguien pueda decir esto y lo otro sobre la citada base porque, como ya hemos dicho otras muchas veces, nuestro conocimiento, en profundidad clara, de Tolkien padre es el que es y no se pueden pedir peras al olmo pues, aunque se pidan es seguro que no las va a dar… Al fin y al cabo, nosotros también hablamos desde el corazón y, ante eso, a lo mejor están de más citas y cifras…Leer más... »

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - Conciencia social

Lun, 2020-10-12 17:14

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

Conciencia social

 

“Pero lo que me abruma hoy es este tremendo misterio de los humilladores y humillados. Me da frío de tanta cabeza violentamente agachada como hay por todos los lugares del mundo o tantas rodillas como se doblan a golpes de furia y de latigazos. La burla de estos dos tizones que me queman las mejillas la quiero vivir de cara a los seres que están detrás de una alambrada, los que no enrojecen mendigando en las esquinas porque la sangre les niega las vitaminas para el rubor y los que son apaleados por la vergüenza de las chabolas, su insuficiencia de jornal o su miseria.” (Meda redonda con Dios, p. 45)

 

Es cierto y verdad que los hermanos en la fe que han acabado subiendo a los altares, lo han hecho por motivos espirituales que tienen todo que ver con su aceptación de la Voluntad de Dios y, claro, eso les ganó en vida fama de santidad y luego, la que está, digamos, certificada por procesos y documentos.

El caso es que, aunque el texto que hemos traído aquí pudiera parecer otra cosa (el mismo título, “Conciencia social”), la verdad es que tiene todo que ver, precisamente, con la Voluntad expresa de Dios a través de la boca de su Hijo, Jesucristo.

Es posible que haya quien, al leer estas palabras del Beato Manuel Lozano Garrido, pueda pensar que parecen dichas por algún sindicalista que se preocupa por los pobres. Y eso, quizá, pueda utilizarse en su contra como si eso nada que tuviera que ver con la labor espiritual que hace quien tanto sufrió en vida.

De todas formas, quien así piensa lo hace, digamos, equivocadamente en cuanto a eso del sindicato aunque le podemos reconocer que sí, que se trata del sindicato de Dios, de Aquel que defiende al más necesitado. Y esto por lo que ahora decimos.Leer más... »

Hispanidad y Virgen del Pilar

Dom, 2020-10-11 17:24

 

Cuando llega esta fecha,

en el calendario señalada,

en el décimo mes del año,

12 es Ella nombrada

y recordamos a la América

llamada por eso Hispana.

 

Seguros estamos, seguros,

que de las bocas de los rojos

y de traidores taimados

saldrá la palabra facha,

carca, ya pasado.

 

Nosotros, sin embargo,

sin vergüenza alguna

y por decir alago,

cumplir con la verdad

y no venirnos abajo,

creemos que este día,

desde entonces señalado,

América entera se alegra

por la cuenta que le trajo,

terminar con sacrificios,

sí, los humanos,

al llegar los españoles…

¡Aquel sí que fue buen año!

 

Luego dirán que si guerras,

que matanzas, e incluso sanguinarios,

nos llamarán por molestarnos

cuando hoy mismo en los medios,

estos y los más lejanos,

miles de indios descendientes

de aquellos que no mataron

los taimados españoles,

que ayuntar… sí se ayuntaron

y esto lo entienden muy

las mulatas y mulatos

suponemos que contentos

de haberlos sabido ayuntados.

Virgen del Pilar, llamada

en las Españas,

Pilar de la nuestra fe

y allá más que aceptada,

Madre del Salvador

que a la misma Hispania salvara,

en tiempos donde el martirio

era moneda pagada

por todo aquel que dijera así serlo,

cristiano, de fe entregada.

 

Hispania, llamada España,

América, la deseada,

anhelo de una nación,

orgullo de toda una raza

que no lamenta su historia

sino que en volandas bien la alza,

Hispania, llamada también España,

aunque hay quien la boca

debiera limpiarse para nombrarla.

 

Hispania y Virgen Santa,

todo en un mismo día,

y luego dirán algunos

que somos viejos y carcas,

teniendo sólo la envidia

saliendo de sus gargantas.

 

Virgen del Pilar, ruega e intercede por América y por España.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Hay días especiales donde importa creer y tener fe.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.   

La Palabra para el Domingo - 11 de octubre de 2020

Ven, 2020-10-09 17:15

 

Mt 22, 1-14

 

“1 Tomando Jesús de nuevo la palabra les habló en parábolas, diciendo:

2 ‘El Reino de los Cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas de su hijo.3  Envió sus siervos a llamar a los invitados a la boda, pero no quisieron venir.4 Envió todavía otros siervos, con este encargo: Decid a los invitados: ‘Mirad, mi banquete está preparado, se han  matado ya mis novillos y animales cebados, y todo está a punto; venid a la boda."’ 5 Pero ellos, sin hacer caso, se fueron el uno a su campo, el otro a su negocio; 6 y los demás agarraron a los siervos, los escarnecieron y los mataron. 7 Se airó el rey y, enviando sus tropas, dio muerte a aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad.8 Entonces dice a sus siervos: ‘La boda está preparada, pero los invitados no eran dignos. 9 Id, pues, a los cruces de los caminos y, a cuantos encontréis, invitadlos a la boda. 10 Los siervos salieron a los caminos, reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos, y la sala de bodas se llenó de comensales. 11 ‘Entró el rey a ver a los comensales, y al notar que había allí uno que no tenía traje de boda, 12    le dice: ’Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de boda?’ Él se quedó callado. 13 Entonces el rey dijo a los sirvientes: ‘Atadle de pies y manos, y echadle a las tinieblas de fuera; allí será el  llanto y el rechinar de dientes.’14 Porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.’”

       

Como es obvio, hoy no es domingo 11 sino sábado, 10 de octubre de 2020. Esto lo decimos porque hemos publicado hoy el comentario del Evangelio que siempre hemos traído aquí en día, precisamente, domingo. Sin embargo, un amable lector, sacerdote, me hizo la sugerencia de poner el comentario del Evangelio del primer día de la semana, el sábado porque, como es verdad y lamento no haberme dado cuenta, el texto del Evangelio de la Santa Misa del sábado por la tarde es el del domingo siguiente. 

Esto lo hacemos por haber surgido esta necesidad pero no porque el que esto escribe creyera que un sacerdote podía tener interés, alguno siquiera, en lo que humildemente pueda yo escribir. Y por eso le estoy muy agradecido pues me ha sorprendido muy mucho saber esto.

 

NOTA PREVIA SOBRE EL EVANGELIO DEL 11 DE OCTUBRE

 

El texto del Evangelio para este domingo, 11 de octubre, es el que el Calendario Litúrgico ha escogido, a saber, Mt 22, 1-10. Sin embargo, nos permitimos la licencia de alargar, por así decirlo, el mismo, hasta el versículo 14 de tal capítulo por humildemente entender que de otra forma,parte del mensaje de Cristo se pierde. 

Y, ahora sí, el

  

COMENTARIO

 

Dios nos llama para que acudamos

 

Es bien sabido que el Creador, que mantiene su Creación, quiere que estemos junto a Él. Nos llama, por tanto, cuando quiere llamarnos porque otra no puede ser la voluntad del Padre Eterno. 

También Jesús utiliza la parábola para referirse a Dios, a su definitivo Reino. Y nos habla de un banquete como expresión de la vida en el Cielo, como lo mejor que puede ser y suceder donde reina, en su definitivo Reino, el Todopoderoso. 

El banquete por excelencia es al que querríamos asistir en el Cielo. Allí, donde no hay dolor ni padecimiento alguno y donde la tristeza desaparece para siempre jamás, Dios está sentado a la mesa y espera nuestra llegada. Nos invita. Poco a poco va llamando a los que quiere que estén a su lado. Y envía a quien tiene por oportuno para llamarnos. 

El Creador no hace acepción de personas porque nos quiere a todos y a todos nos llama. Por eso, a lo largo de nuestra vida podemos optar por seguirlo o no seguirlo. Dios nos da libertad para hacer eso, incluso arriesgándose a que lo olvidemos y no queramos saber nada de Quien nos creó. 

Todo está preparado en el Cielo. Es más, está preparado siempre y para siempre porque a todos nos llega la hora de acudir ante el Padre y, de ser aceptados por nuestra limpieza de alma, pasar a su definitivo Reino. O, alternativamente, ir al Purgatorio hasta que estemos tan limpios de alma como Dios merece. Leer más... »

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – De nosotros y Tolkien: nos toca escoger y retratarse

Mer, 2020-10-07 17:05

Los lectores de la obra de J.R.R. Tolkien, a fuerza de haber leído todo lo posible sobre el mismo (algo así como seguidores empedernidos) es más que posible que, por “h” o por “b”, como suele decirse, tengamos preferencia por algún personaje de los que bien define y dibuja el profesor de Oxford.

Es casi seguro que quien esto lea haya tenido la ilusión (imaginación de por medio) de sentirse como alguno de ellos porque no podemos negar que eso gusta y más que gusta y, por decirlo así, la misma Tierra Media más que regusta….

Por eso, este artículo es una propuesta: a definirse cada cual como tenga por conveniente. Y no es obligatorio hacerlo pero, en fin, aclararía muchas cosas y cada cual, como suele decirse, se retrataría. Y, como es tan especial, hasta admitimos que las referencias puedan ser no sólo del Bien sino, incluso, del Mal aunque se requerirá especial definición de las razones de haber escogido lo segundo… 

Lo que queremos decir es que proponemos, a los amables y pacientes lectores que se escojan un personaje de los muchos que hay en la obra de J.R.R. Tolkien para sí o, lo que es lo mismo, que nos diga cuál les gustaría ser. Así de simple. Y rogamos que, a diferencia de lo que suele ser normal, que es el retraimiento general a la hora de comentar algo de lo que aquí se escribe, se salga a la palestra porque ¡hay que definirse y retratarse! Leer más... »

Un amigo de Lolo - “Lolo, libro a libro” - Dios siempre está ahí

Lun, 2020-10-05 17:06

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista que vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “Mesa redonda con Dios”.

Dios siempre está ahí

 

“Qué tontos somos dándole vueltas a reconocer que necesitamos pedirle a Dios ayuda a cada momento y que la humildad ni por pensar que nos hunde, sino que restaura las alas de nuestra grandeza. “ (Mesa redonda con Dios, p. 44)

 

Es cierto. Como bien dice el Beato Manuel Lozano Garrido muchas veces manifestamos nuestra tontería haciendo según qué espirituales cosas.

Es una verdad más que verdadera el hecho según el cual nosotros creemos que, por nosotros mismos, somos capaces de esto o lo otro sin acudir a nadie salvo… a nosotros mismos.

Eso, así dicho es, para empezar, bastante pelagiano (el ser humano se vale de sí mismo para hacer y deshacer) pero, en segundo lugar, es una clara manifestación de ceguera espiritual y de que, en fin, deberíamos darle más de una vuelta a esto, precisamente a esto y a nuestra relación con Dios.

El Beato de Linares (Jaén, España) que, creemos, conoce muy bien sus limitaciones (y no sólo físicas las cuales eran obvias) sabe a qué atenerse en esto. Y no es, precisamente, a valerse por sí solo.

Muchas veces, es de suponer que siempre, los hijos de Dios reconocemos que lo somos y que, por tanto, aceptamos su Voluntad. Y eso, siendo una, digamos, “general de la ley” de la relación entre nuestro Creador y nosotros no es poca verdad que nos saltamos tal general, como suele decirse, a la torera y hacemos como si no fuera más que una proposición y no una obligación grave.

Tonto, como dijo aquel, es el que hace tonterías. Y ¿podrá haber tontería más grande que olvidarse de que Dios está para echarnos una mano cuando nos haga falta?Leer más... »

Venerable Marta Robin - ¡Qué gran verdad!

Dom, 2020-10-04 17:15

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

   

¡Qué gran verdad!

 

“Los santos saben orar porque están llenos de Dios; nosotros no sabemos orar porque estamos llenos de nosotros mismos.” (Diario íntimo, 29 de enero de 1930)

 

Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que la Venerable Marta Robin no sólo ha retratado una real situación sino que nos ha retratado a muchos y, seguramente, no seremos los únicos.

De todas formas, es más que importante dar las gracias a quien, conociendo el ser espiritual de sus hermanos en la fe, se atreve a decir las verdades del barquero aunque puedan doler (seguramente por egoísmo)

Aquí quedan dibujados dos tipos de creyentespor un lado, los que llama santos (porque lo son, sin duda alguna) y, por otro lado, el común de creyentes católicos que, en todo caso, buscamos la santidad. Pero, eso, sólo la buscamos y no siempre con el ansia debida…

Pues bien, el primero de los grupos que identifica nuestra hermana en la fe, es, como decimos, en de los santos.

Sabemos que, para creer hay que creer. Es decir, que diga Marta Robin que los santos están llenos de Dios no ha de querer decir que sí, que lo están pero por ellos mismos. No. Para estar lleno de Dios, primero, hay que creer en Dios y, luego, aceptar lo que Dios dice y, para terminar, llevarlo a la vida ordinaria de cada cual.

Aquí vemos, por este triple itinerario que señalamos, que los santos están llenos de Dios porque lo han aceptado como tal, porque han tenido por buena la santa Voluntad de su Creador y, para finalizar, han hecho lo que buenamente han podido con la misma que, al parecer y según el resultado de sus vidas, se debe haber acercado al 100% de rendimiento espiritual, por así decirlo.

Es decir, los santos saben orar porque están llenos de Dios y no están llenos de Dios porque saben orar. Y es que ya dijo Cristo aquello de “convertíos y creer en el Evangelio”. Es decir, primero, la conversión, llenarse de Dios y, luego, el orar…Leer más... »

La Palabra para el Domingo - 3 de octubre de 2020

Ven, 2020-10-02 17:01

 

Mt 21, 33-43

 

“33 ‘Escuchad otra parábola. Era un propietario que plantó una viña, la rodeó de una cerca, cavó en ella un lagar y edificó una torre; la arrendó a unos labradores y se ausentó. 34 Cuando llegó el tiempo de los frutos, envió sus siervos a los labradores para recibir sus frutos. 35 Pero los labradores agarraron a los siervos, y a uno le golpearon, a otro le mataron, a otro le apedrearon.36  De nuevo envió otros siervos en mayor número que los primeros; pero los trataron de la misma manera. 37 Finalmente les envió a su hijo, diciendo: ‘A mi hijo le respetarán.’ 38 Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron entre sí: ‘Este es el heredero. Vamos, matémosle y quedémonos con su herencia.’ 39 Y agarrándole, le echaron fuera de la viña y le mataron. 40 Cuando venga, pues, el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?’ 41 Dícenle: ‘A esos miserables les dará una muerte miserable arrendará la viña a otros labradores, que le paguen los  frutos a su tiempo.’ 42 Y Jesús les dice: ‘¿No habéis leído nunca en las Escrituras: = La piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido; fue el Señor quien hizo esto y es maravilloso a nuestros ojos? = 43 Por eso os digo: Se os quitará el Reino de Dios para dárselo a un pueblo que rinda sus frutos.’”

 

NOTA PREVIA

 

Como es obvio, hoy no es domingo sino sábado, 3 de octubre de 2020. Esto lo decimos porque hemos publicado hoy el comentario del Evangelio que siempre hemos traído aquí en día, precisamente, domingo. Sin embargo, un amable lector, sacerdote, me hizo la sugerencia de poner el comentario del Evangelio del primer día de la semana, el sábado porque, como es verdad y lamento no haberme dado cuenta, el texto del Evangelio de la Santa Misa del sábado por la tarde es el del domingo siguiente. 

Esto lo hacemos por haber surgido esta necesidad pero no porque el que esto escribe creyera que un sacerdote podía tener interés, alguno siquiera, en lo que humildemente pueda yo escribir. Y por eso le estoy muy agradecido pues me ha sorprendido muy mucho saber esto. 

Y, ahora sí, vayamos con el      

 

COMENTARIO

 

Y Dios envío a su Hijo a la viña y ya sabemos lo que pasó

 

Jesús, como es más que conocido y verdad, hablaba de forma que aquellos que le escuchaban entendieran lo que quería que conociesen. De no haberlo hecho así y llegar al mundo con algún estímulo sobrenatural estricto sensu seguramente nadie habría entendido nada de lo que dijera y tal no era la misión que debía cumplir. Leer más... »

Pagine