Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

...y los uniformes?

Imagen de Ana Laura

Dice una antigua leyenda que los pequeños que estudiaban en casa se pasaban todo el día en ropa

de dormir... nada que ver con la realidad...¿o si?

Las familias que estudian en casa tienen que tomar muchas decisiones que normalmente la escuela

toma por uno: calendarios, horarios, actividades, libros, útiles de trabajo...y uniformes.

 

 

 

 

El tema de los uniformes ha sido debatido desde tiempo atrás incluso en los ambientes escolares.

Sus defensores explican que permite una identificación de grupo, evita las comparaciones entre los

chicos y desde luego ahorra tiempo por las mañanas.

Por otro lado sus detractores sostienen que tiende a despersonalizar, que ocasionan gastos y

esfuerzos especiales, tales como lavarlos de noche y plancharlos temprano en las mañanas, debido

a que no se cuenta con varios juegos disponibles y por último que si se deterioran o extravían no

pueden ser sustituidos por culquier prenda.

Entre los dos extremos, el de los chicos en pijama y los de impecable uniforme. ¿Cual es la mejor

opción?

Desde luego que eso dependerá de cada familia; de sus circunstancias y preferencias particulares.

Sin embargo hay algunos consejos que pueden se útiles.

1o Tomen en cuenta los pros y contras.

¿Cual es la razón o necesidad de usar uniforme? Algunas familias deciden que usar uniforme les

permite evitar las preguntas indiscretas en los lugares públicos en horario escolar. Comunmente los

empleados en las tiendas o en el transporte suelen hacer la pregunta amistosa de " ¡hey amiguito!

¿hoy no tuviste clase?"  frown  También consideran que el uniforme mete a los chicos en contexto de

trabajo. Es un recordatorio de que no están de vacaciones. Cuando se tienen varios pequeños de

paseo el uniforme permite identificarlos fácilmente. Lo mismo sucede si se hace una visita en

grupo con una comunidad de chicos homeschoolers.

En cambio el uso del uniforme en casa tiene las mismas desventajas que en la escuela. Tanto los

padres como los hijos se "obligan" a tener preparado y a tiempo un tipo de prenda especial y evita

que los chicos tengan libertad y decisiones sobre su ropa. Quizá esto último tenga poca

importancia para un pequeño en edad escolar pero para un adolescente es algo muy diferente.

También limita la posibilidad de usar la ropa más adecuada al clima y a las circunstancias. 

2o Pregunten a los niños.

Esto es casi evidente. ¿Los chicos quieren o no quieren llevar uniforme? Una cosa importante es

que se considere a cada uno como individuo. A algunos chicos les gusta ser mas formales que a

otros. Probablemente no todos quieran usar uniforme o tal vez no todos quieran el mismo estilo. Si

los padres han decidido que el uniforme es su opción habrá que buscar un estilo que les guste a

todos. En algunos casos es posible que la familia prefiera dar opciones con posibilidad de

personalizarse como veremos en le siguiente apartado.

3o Sean flexibles.

Un cambio de clima, un paseo, una enfermedad o una fecha especial sería una buena razón para no

usar el "uniforme". También hay que tomarlo con calma cuando la lavadora se descompone, mami

ha tenido mucho trabajo, hay hermanito nuevo en casa,  se están mudando etc.etc.

El uniforme tiene que ser una ayuda, algo práctico y no un problema mas que cargar.

Muchas  familias conforme avanzan en el tiempo de hacer escuela en casa van sintiendo cada vez

menos la necesidad de usar uniforme es parte de un proceso de "des-escolarización" sin embargo

aun en esos casos es posible que haya circunstancias especiales en las que tener un uniforme sea de

utilidad.

Sugerencias prácticas.

Existen distintas opciones de "uniformes" desde los más tradicionales hasta los muy originales. He

aquí algunas opciones.

1 Uniforme completo:

Este puede ser de pantalón liso oscuro largo o corto (en verdad el corto para los niños pequeños

es muy util pues evita que desgasten las rodillas)  y para las niñas un jumper de la misma tela o de

tela escocesa en el mismo color. Sueter y camisas que hagan juego, zapato y calceta escolar.

2 Medio uniforme:

Se puede uniformar en el pantalón y jumper dejando opcionales las camisas o playeras así como el

tipo de calzado. Para esto lo mejor es escoger un color neutro en el uniforme de tal modo que sea

muy flexible en las combinaciones.

También se puede uniformar usando un mismo estilo o color de camisa, playera, sueter o sudadera

y dejar opcional la falda y el pantalón.

3 Informal

Este estilo es fácil de compaginar entre chicos de varias familias que deseen coincidir en ropa para

algún paseo o actividad. Consiste en tener una misma prenda de grupo. Esta puede ser una

sudadera, playera, bata de trabajo, chaleco de trabajo o excursión etc. con un logo impreso o de un

mismo modelo y color.

Finalmente sugerimos visitar nuestro tablero moda para peques en pinterest en donde podrán

encontrar muchas ideas de prendas tanto de tipo escolar como para todo tipo de actividades.

Saludos y bendiciones