Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

Reglas del paseo

Imagen de Ana Laura

Todo listo para salir en familia: Los chicos ya están vestidos y peinados, ya fueron al baño y  hemos guardado todo lo necesario. Delante tenemos la promesa de un agradable paseo. ¿Falta algo?

Y... ¿Que tal un último repaso a las reglas para salir de paseo?  

Aquí les comparto las que redacté cuando mis hijos eran pequeños.

Las escribí en una hoja y la pegué a un costado de la puerta de salida y se las repasaba a mis hijos siempre que ibamos a pasear. Hay que recordar que si les anticipas a los niños que conducta esperas de ellos en las diferentes situaciones será más dificil que  causen problemas.

Reglas del Paseo.

1.- Ir al baño antes de salir.

2.- Llevar mochila con sueter, agua, gorra, lunch etc.

3.-No alejarse de los demás.

4.-Dar la mano a un adulto en la calle.

5.-Pegarse al coche al bajarse.

6.-Poner las manos en la espalda en los museos.

7.-Al abrir o cerrar puertas ¡Cuidado! Quitar manos y pies.

8.-No corro, no grito, no empujo.

9.-Bajar la voz en lugares cerrados.

10.-No exijo que me compren cosas.

11.-No me aloco o hago tonterias o payasadas.

12.-No piso charcos ni cosas sucias.

13.-No pongo la mano en la pared.

14.-No molesto a los animales ni me acerco a los perros.

15.-Obedezco todas las instrucciones "rápido y bien". 

Aclaraciones:

Como mamá Montessori que soy, siempre busco no hacer por mis hijos nada que ya puedan hacer solos. Por eso al salir cada uno llevaba sus cosas en una mochilita a la espalda. Por ejemplo el agua la llevaba cada quien en una botella propia en vez de llevar una grande para todos. También llevaban un ligero lunch como una manzana o galletitas para que a medio paseo no empezaran a quejarse de hambre o peor aún anduvieran pidiendo golosinas de la calle. También en su mochila cargaban su sueter  y su gorra (a veces  es mejor atravesado entre las correas por fuera por si se chorrea el agua) Así no pareces guardaropa ambulante cargando la ropa de todos.

Pegarse al coche era un juego para controlar la bajada en la calle o estacionamientos. Conforme se bajaban cada uno se pagaba con algo imaginario al coche ("yo con pritt, yo con resistol, yo con diurex") así evitas que los primeros salgan corriendo mientras bajas a los otros especialmente cuando tienes que bajar un bebé y armarle la carreola.

Ojalá que esta pequeña lista les sirva de guia para sus próximas salidas en familia.