Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

¿Qué es el Purgatorio?

Imagen de Ana Laura

 

 

El  

 

 

¿Qué harían si su mejor amigo o un familiar muy querido se encontrara en la carcel debido a algún delito de "tiempos pasados"y ustedes tuvieran la oportunidad de pagar la multa y liberarlo?

 

 

El Catecismo de la Iglesia Católica nos dice:

1031 La Iglesia llama Purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es

completamente distinta del castigo de los condenados. La Iglesia ha formulado la doctrina

de la fe relativa al Purgatorio sobre todo en los Concilios de Florencia (Cf. DS 1304) y de

Trento (Cf. DS 1820: 1580). La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos

de la Escritura (por ejemplo 1 Co 3, 15; 1 P 1, 7) habla de un fuego purificador:

 

Respecto a ciertas faltas ligeras, es necesario creer que, antes del juicio, existe un fuego purificador, según lo que

afirma Aquél que es la Verdad, al decir que si alguno ha pronunciado una blasfemia contra el Espíritu Santo, esto

no le será perdonado ni en este siglo, ni en el futuro (Mt 12, 31). En esta frase podemos entender que algunas

faltas pueden ser perdonadas en este siglo, pero otras en el siglo futuro (San Gregorio Magno, dial. 4, 39).

 

1032 Esta enseñanza se apoya también en la práctica de la oración por los difuntos, de la

que ya habla la Escritura: "Por eso mandó [Judas Macabeo] hacer este sacrificio expiatorio

en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado" (2 M 12, 46). Desde los

primeros tiempos, la Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido sufragios en su favor, en particular el sacrificio eucarístico (Cf. DS 856), para que, una vez

purificados, puedan llegar a la visión beatífica de Dios. La Iglesia también recomienda las

limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos:

 

Llevémosles socorros y hagamos su conmemoración. Si los hijos de Job fueron purificados por el sacrificio de su

Padre (Cf. Jb 1, 5), ¿por qué habríamos de dudar de que nuestras ofrendas por los muertos les lleven un cierto

consuelo? No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos (San Juan Crisóstomo, hom. in 1 Cor 41, 5).

 

 

 

Del web católico de javier:

 

¿QUÉ ES EL PURGATORIO?

 
 
 

Pensemos, antes que nada, en un día lluvioso en el que nos dirigimos a pie a una casa para visitar a unos amigos. Cuando llegamos, nos limpiamos los zapatos en la alfrombilla de la entrada, nos sacudimos un poco la ropa y el paraguas para que caiga el agua. Nuestra intención es, por tanto, entrar a esa casa sin manchar el suelo.

 

Pues bien, amigos. Cuando nos morimos, puede ocurrir una de las siguientes tres cosas: Vamos al Cielo directamente, vamos al Infierno, o bien vamos al Purgatorio. El Purgatorio es un estado en el que se encuentra la persona que ha muerto en gracia de Dios pero que no está plenamente purificada, y donde se es purificado para disfrutar plenamente de la presencia de Dios. Se trata de una persona salvada que vive en el amor de Dios y la salvación pero no de una manera plena, ya que ha de esperar ese encuentro hasta que esté preparado, es decir, cuando haya sido perfectamente purificado. Por tanto, tenemos que estar impecablemente limpios para entrar en el Cielo.

¿En qué consiste el Purgatorio? Básicamente, se trata... Ver más