Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

Los Grandes Autores para Niños

Imagen de Ana Laura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dentro del vasto océano de la literatura existen los clásicos, aquellos libros indispensables que todos debemos conocer. Pero ¿Por donde empezar? ¿Cuales son los libros más adecuados para los niños y jóvenes? Y sobre todo ¿cuales son sanos para ellos?

 Los libros abren la imaginación del hombre.

Las historias contadas desde tiempos antiguos han alimentado la mente y el espíritu de innumerables generaciones.

Hemos realizado una lista de aquellos libros que consideramos que son los mejores de acuerdo a cada edad.

Algunos son libros en nuestra amada lengua castellana los cuales por supuesto nos es indispensable conocer, otros debido a que son en otro idioma será necesario conseguirlos en alguna buena traducción.

La división por edades es por razones prácticas, sin embargo no es estricta. Se trata de darse una idea de la edad a la que un chico ya puede disfrutar de cierto libro.   Dependerá de sus gustos, facilidad de lectura etc.

En el caso de los adolescentes cada vez será mayor la necesidad de ir ampliando su “repertorio” de lectura.

 A este respecto cabe mencionar que debemos ponerlos en guardia de sentirse “capacitados” por su mayor edad para leer cualquier cosa aunque esté en contra de las ideas católicas o promuevan el relativismo moral.

Claro está que para ello se empieza desde pequeños siguiendo guías como la que estamos presentando.  

 

Entre los criterios que seguimos para hacer nuestras recomendaciones están:

Extensión del libro.-

Lo niños prefieren los cuentos  o las novelas cortas. Las novelas serán mas largas en la medida en que el chico crezca.

Dificultad del lenguaje.-

A mayor amplitud del lenguaje mayor edad será necesaria.

Tema.-

Los temas para los mas pequeños han de ser los más sencillos y que no impliquen algún conflicto intenso.

Enfoque moral.-

Para los más pequeños los personajes deben estar moralmente más definidos. Claramente hay distinción entre los “buenos” y los “malos”. Un chico de mayor edad y más aun los jóvenes disfrutan y comprenden mejor que la división entre buenos y malos no siempre es tan clara e incluso es engañosa. Sin embargo no se debe caer en el extremo de considerar como aceptables historias donde claramente el “héroe” es una persona inmoral o donde se narran y peor aún se justifican actos o ideas en contra de la moral.

Valor artístico.- 

Muchos libros se han escrito para niños y jóvenes. Sin embargo no todos tienen el mismo nivel literario. No basta que el libro sea para chicos vale la pena buscar aquellos de mayor valor. Desde luego la prueba de fuego para toda obra artística es el tiempo. Aquellas obras que se han vuelto clásicas son las que han superado dicha prueba. Es por eso que juzgar el arte contemporáneo es difícil.  De momento no hemos incluido obras de nuestro S. XXI.

 

Cabe hacer la aclaración de que lo mejor es compartir el libro esto significa que, aunque la lectura es una actividad personal, los padres podamos disfrutar con nuestros hijos su libro.

Para ello les dejamos 3 consejos:

1º haber leído el libro primero.-

Eso es lo ideal pues de ese modo sabemos si es el adecuado para nuestro hijo y podemos mas fácilmente comentarlo.

2º comentarlo.-

Si el chico se anima (y seguramente lo hará si el libro le ha gustado) hará comentarios sobre lo que ha leído. No se trata de una actividad didáctica sino del gusto de compartir su experiencia con otros.

3o Compartirlo.-

Algunos chicos disfrutan de la lectura en  voz alta y en compañía. Así los comentarios que se hacen sobre la marcha son muy enriquecedores.

 

Por último debemos estar conscientes de que muchos de los libros de los grandes autores, aunque sean adecuados para niños, no fueron escritos específicamente para ellos.

Así se da el caso de que haya libros excelentes que sean un 90% apropiado para los pequeños y un 10% que no les convenga.

 Por eso es necesario como padres que hagamos “censura”. Una posibilidad es recurrir a las versiones “infantiles” y “juveniles” que algunas editoriales ofrecen aunque se pierde parte de la obra original se les da a los chicos la posibilidad de conocer la historia en una versión mejor para su edad.

También es ésta una buena opción para que los más pequeños conozcan obras que aún son difíciles para su edad y así las disfruten, más adelante se interesarán por la obra completa. Sin embargo lo más recomendable es que los chicos lean las versiones originales pues conservan mejor la belleza de la obra.

 Otra opción es  “recortar” las partes que nos puedan parecer inconvenientes de acuerdo al criterio que cada padre tenga y el conocimiento que tiene de su pequeño, en algunos casos será suficiente con aclarar los puntos oscuros para que el niño no se quede con inquietudes por la historia

Como ejemplo de una obra que pudiera necesitar censura está Ivanhoe de Walter Scott. Nadie niega que es una obra maestra comúnmente recomendada para chicos a partir de los 12 años. Sin embargo Scott era anglicano y tiende a manifestar en ella ideas preconcebidas sobre la Iglesia Católica. Por otro lado vale la pena omitir por completo el capítulo 24 donde el caballero templario echa por la borda todos sus principios con tal de ganar el amor de la joven judía.

Las listas que presentaremos son sólo el inicio. Invitamos a todos los padres a que participen sugiriendo libros que les hayan gustado a sus pequeños. Así podremos enriquecer más nuestro humilde catálogo.