Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

Reforma o Apostasía - José María Iraburu

Suscribir a canal de noticias Reforma o Apostasía - José María Iraburu
b2evolution 2019-04-18T11:00:43Z
Actualizado: hace 2 horas 18 mins

(542) Dios quiso la cruz de Cristo

Mié, 2019-04-17 00:39

–Todos los años salen en Semana Santa «católicos» desviados con la misma argumentación.

–Repiten lo que otros famosos maestros, Olegario, Pagola, etc. vienen diciendo hace años impunemente.

 

–Dios no quiso la cruz de Cristo

Me escribe ayer, Martes Santo, con pena desde Chile una amiga muy apreciada, esposa y madre de familia, cristiana católica y apostólica: «Le mando la carta que el párroco de la Parroquia de Santa Teresita de los Andes de Santiago, publicó esta semana en la web parroquial». 

Habla de este modo un señor Párroco, que por el Orden sacramental, fue potenciado especialmente por obra del Espíritu Santo como ministro de la Palabra divina, para confesar la fe católica en la predicación y catequesis, en sus escritos y en toda ocasión.

«Al entrar nuevamente en las celebraciones de la Semana Santa, es muy apropiado preguntarnos ¿por qué murió Jesús?

«La pregunta no es menor, escuchamos constantemente en los evangelios la bondad de su actuar, los milagros que realiza, su defensa de los más débiles. ¿Cómo es posible que lo quieran matar? Algunos tienden a atribuir la razón de su muerte a una misteriosa voluntad del Padre: para perdonar los pecados de la humanidad necesitaba que corriera sangre de un inocente. Pero esto es absurdo. Pensar que el Padre envió a su Hijo al mundo a morir para salvarnos, pone a nuestro Dios al mismo nivel que otros pueblos, donde los dioses no se contentan con los sacrificios humanos, agregándole la gravedad de la muerte de su propio Hijo. Esto no tiene sentido» […]

«Entonces ¿por qué murió Jesús? Jesús no muere porque su Padre lo envió a morir por nosotros. Son los hombres quienes quisieron terminar con su vida», etc.Leer más... »

(541) Ascesis de la memoria (y 3). «Os doy mi paz. No se turbe vuestro corazón» (Jn 14,27)

Jue, 2019-04-11 16:39

 

–«No se turbe vuestro corazón, ni se acobarde»…

–Es un mandato y un don de Cristo. No es solamente un consejo.

 

Los cuatro movimientos primarios del alma humana

Para purificar la memoria es necesario «purificar la voluntad de todas sus afecciones desordenadas», de todo lo que llamamos apegos. San Juan de la Cruz: «Estas afecciones o pasiones son cuatro: gozo, esperanza, dolor y temor» (3 Sub 16,2). Gozo del bien presente,esperanza del bien ausente,dolor del mal presente, temor del mal inminente.Leer más... »

(540) Ascesis de la memoria (2). ¡Levantemos el corazón!

Lun, 2019-04-08 05:19

 

–Vuelve a repetir lo dicho en el artículo anterior sobre los males de la memoria preocupada (537).

–Pero esta vez doy en positivo la doctrina cristiana que tiene en Cristo poder para vencer las preocupaciones con su gracia.

* * *

–«No os preocupéis»: así lo manda Jesucristo y lo posibilita por su gracia

En el santo Evangelio nos enseña el Maestro que hemos de vivir sin preocupaciones, en un abandono filial que es confianza continua en nuestro Padre celestial, siempre providente. El texto más completo sobre el tema lo hallamos en Mateo 6.Leer más... »

(539) Cuando los medios estiran digitalmente los cuerpos

Dom, 2019-03-31 04:43

–Interesante, curioso, pero no a la altura de Reforma o apostasía. Es un articulo vano.

–No tan vano, no es un articulo vanal, perdón, banal: trivial, insustancial (DRAE). Señala uno de los efectos del antropocentrismo soberbio.

* * *

–Las proporciones ideales del cuerpo humano

Leonardo da Vinci (1452-1519), ateniéndose más o menos al hombre descrito por Vitruvio (arquitecto romano, s. I a. Cto.) expresó esas proporciones en un famoso dibujo (El hombre de Vitruvio) que realizó en uno de sus diarios alrededor del año 1490. Representa una figura masculina, inscrita en un circulo y un cuadrado. Y el dibujo va acompañado de algunas notas, en una de las cuales se dice que en un hombre de proporciones normales, la cabeza, desde la barbilla hasta su coronilla, mide la sexta parte de todo el cuerpo.

Durero (1471-1528), su contemporáneo, partiendo también de Vitruvio, entiende que las proporciones ideales del cuerpo humano entero se da en el canon más esbelto de nueve cabezas, como lo expresa en el cuadro de Adán y Eva pintado en 1507, hoy en el museo del Prado.

 

El prestigio social de la altura

En la historia humana puede apreciarse una estima especial por las personas de mayor altura física. «Saúl era todo un buen mozo. No había hijo de Israel más alto que él, y a todos sacaba la cabeza» (1Sam 9,2). «Luego que [el profeta] Samuel vió a Saúl, le dijo Yavé: “Éste reinará sobre mi pueblo”» (9,17)… ¿Por ser el más alto? No. Porque Dios lo eligió como rey de su pueblo.

Las excepciones históricas son innumerables. Un ejemplo –que no sirve– lo tenemos en Napoleón Bonaparte, «el pequeño corso», del que se dice que fue un gran estratega militar, pero hombre de pequeña talla. No sirve el ejemplo porque medía exactamente 1,68 metros, algo más de la media de los varones de su tiempo y nación. Pero se podrían poner otros muchos ejemplos válidos. Messi es uno de los primeros futbolistas de nuestro tiempo, y ciertamente no es de los más altos.

Sin embargo, el prestigio social de la altura podemos comprobarlo hoy mismo ampliamente. No parece mera casualidad que no pocos jefes de partido político sean más altos que sus militantes. ¿Un hombre bajito puede llegar a ser alcalde de su pueblo? Puede, sin duda; pero si llega a serlo, será a pesar de ser bajito.

 

Los medios hoy estiran digitalmente con frecuencia la estatura de los cuerpos

Lo hacen porque actualmente pueden hacerlo. Para eso tenemos el Fotochop y tantos otros medios. Y esos estiramientos gráficos se producen en todos los campos, pero más en política, en artistas, en deportistas… e incluso en hombres principales de Iglesia. Pongo algunos ejemplos. No he tenido tiempo para buscar otros mejores; pero haberlos, hay, y a veces llegan a extremos de comicidad.

 

 

1 –Soberbia antropocéntrica

La apostasía cultural de nuestro tiempo, habiendo rechazado la figura de los santos cristianos, expresa con estos engrandecimientos gráficos el culto al hombre. En la magnificación de su estatura y también en otros aspectos… Hasta hemos podido ver fotos trucadas del Papa en las que notablemente se ha afinado su cintura.

 

2 –Mentira en la información

Es muy posible que el lector se diga: «Si este medio me miente cuando quiere en la información gráfica, seguramente también me mentirá en otras informaciones». Y lo normal es que la reflexión se haga sin indignación… Pero no: debemos rechazar las informaciones gráficas que han sido falseadas, tanto para glorificación del hombre, como también –que las hay– para ridiculizarlo y desprestigiarlo.

La mentira, sea en lo que sea, siempre expulsa la verdad y la falsifica.

Exijamos a los medios la verdad.

Y pidámosla al Rey de todas las naciones, nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina por los siglos. Amén.

José María Iraburu, sacerdote

Post post.- Si algún comentarista me envía una imagen bien ilustrativa de lo que he escrito, no es imposible que la publique.

 

Índice de Reforma o apostasía

(538) San José, custodio santo de Jesús, de María y de la Iglesia

Mar, 2019-03-19 10:04

El mayor de los santos

Gran principio verdadero formula San Bernardino de Siena (+1444) cuando dice que

«la norma general que regula la concesión de gracias singulares a una criatura racional determinada es la de que, cuando la gracia divina elige a alguien para un oficio singular o para ponerle en un estado preferente, le concede todos aquellos carismas que son necesarios para el ministerio que dicha persona ha de desempeñar» (Sermón 2, sobre San José). Si Yavé elige, consagra, destina y envía a Abraham como padre de la fe, en cuya descendencia serán bendecidas todas las naciones de la tierra, ciertamente lo prepara y lo asiste siempre con gracias muy especiales. Lo mismo diremos de Moisés, del profeta Elías, de Juan Bautista, más que de nadie de la Santísima Virgen María.Leer más... »

(537) Ascesis de la memoria. «No os preocupéis» (Mt 6,34) (1)

Sáb, 2019-03-16 05:28

–En el artículo anterior no nos dejaba estar confusos

–Pues en éste os niego el derecho a estar preocupados, siendo cristianos, hijos de Dios providente.

* * *

—La configuración a Cristo

La vida cristiana, por obra del Espíritu Santo, ha de configurar a Cristo plenamente: es decir, en su entendimiento, por la fe; en su voluntad, por la caridad; y en su memoria, por la esperanza. Incluso hemos de configurarnos a Él también en sus sentimientos: «tened los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús» (Flp 2,5). Pues bien, la espiritualidad cristiana ha centrado la atención en la transformación del entendimiento y de la voluntad, que son sin duda las dos facultades principales. Pero del sentimiento trata menos, y de la memoria casi nada. Y por eso quiero tratar de ésta ahora, porque son tantos los morbosamente preocupados.Leer más... »

(536) Ningún católico tiene derecho a estar confuso

Vie, 2019-03-08 05:33

 

–Estoy hecho un mar de dudas, porque un teólogo dice esto, y el otro lo contrario; un cardenal permite tal acción, y otro la condena como sacrílega…

–No, su confusión no se debe a lo que usted dice. Siga leyendo y lo convenceré… Y alegre esa cara, hombre.

* * *

Un católico fiel permanece en la luz de CristoLeer más... »

(535) Escándalos sexuales. Tomemos medidas ¡y procuremos virtudes!

Vie, 2019-03-01 03:51

–La Iglesia se acusa públicamente a sí misma de ciertos escándalos sexuales.

–Y se propone acabar con ellos «tomando medidas» fuertes, concretas, eficaces…

—La impunidad amenaza la vida de la Iglesia

Ciertas normas doctrinales y leyes morales pueden infringirse en buen número de Iglesias locales de modo público y persistente sin que ocasionen sanción alguna. Por ejemplo:Leer más... »

(534) Evangelización de América, 61. Perú. Arzobispo Mogrovejo, santo (y 4)

Dom, 2019-02-17 10:13

                                                                   

–Santo Toribio es patrono de todos los obispos de Latinoamérica.

–Ser patrono significa ser especialmente modelo e intercesor.

 

«Esta Iglesia y nueva cristiandad de estas Indias»

El Concilio III de Lima, en sus cinco acciones, logró un texto relativamente breve, muy claro y concreto en sus exhortaciones y apremios canónicos, y sumamente determinado y estimulante en sus decisiones. No se pierde en literaturas ni en largas disquisiciones; va siempre al grano, y apenas da lugar a interpretaciones equívocas.

Se ve siempre en él la mano del Santo Arzobispo, la determinada determinación de su dedicación misionera y pastoral, su apasionado amor a Cristo, a la Iglesia, a los indios. El talante pastoral de Santo Toribio y de su gran Concilio pueden concretarse en varios puntos:

 Leer más... »

(533) Evangelización de América, 60. Perú. Santo Toribio, III Concilio de Lima (3)

Vie, 2019-02-08 10:24

–¡Qué hombre, qué Arzobispo!…

–Santo Toribio de Mogrovejo es el patrono del Episcopado hispanoamericano.

Lutero enseña que el cristianismo es sola gratia; y que, por tanto en la Iglesia toda ley o norma implica una judaización falsificadora del Evangelio. La Iglesia católica en cambio, siempre y en todo lugar, ha confesado lo contrario. Unas buenas normas disciplinares facilitan mucho el ejercicio de la caridad: estimulan la caridad de los pastores en su servicio a los fieles, señalándoles deberes y límites; y ayuda la unión de los fieles en la caridad, encauzando sus vidas en las normas comunes, propias de toda sociedad organizada. «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos… y si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor» (Jn 14,15; 15,10).

Leer más... »

(532) Evangelización de América, 59. Perú. Santo Toribio: calumnias; lenguas indígenas (2)

Dom, 2019-02-03 04:43

–¿Y por que fue perseguido Santo Toribio siendo tan bueno con todos?

–Precisamente por serlo. Como nuestro Señor Jesucristo.

El proceder de los Santos siempre ha ocasionado la persecución de los mediocres y más aún de los malos. El santo Arzobispo Mogrovejo no fue exceptuado de esta ley mundana.

 

–Protestas, acusaciones y calumnias

A no pocos capitalinos de Lima no les hacían ninguna gracia las interminables ausencias del señor Arzobispo. Muy conscientes de vivir en la Ciudad de los Reyes –éste fue el nombre primero de la capital–, no se conformaban con tener habitualmente un sustituto del Señor Arzobispo, aunque éste fuera el prudentísimo don Antonio de Valcázar, provisor. No debe, pues, extrañarnos que un grupo de canónigos del Cabildo limense, molestos con el Arzobispo por un par de cuestiones, escribieran al rey con amargura:

Leer más... »

(531) Evangelización de América, 58. Perú. Santo Toribio, arzobispo de Lima (1)

Sáb, 2019-01-26 03:30

–Estas vidas parecen imposibles.

–San Juan Crisóstomo, comentando la vida del Apóstol: «Qué es el hombre, cuán grande su nobleza y cuánta su capacidad de virtud lo podemos colegir sobre todo de la persona de San Pablo». Algo así diremos de Santo Toribio.

 

–Un buen cristiano

Toribio Alfonso de Mogrovejo nació en Mayorga, hoy provincia de Valla­dolid, en 1538, de una antigua familia noble, muy distinguida en la co­marca. Su padre, don Luis, «el Bachiller Mogrovejo», como le decían, fue regidor perpetuo de la villa, y su madre, de no menor señorío, fue doña Ana de Robledo. Tuvo dos hermanos mayores, Luis y Lupercio, y dos hermanas menores, Grimanesa y María Coco, que habría de ser religiosa dominica. Muertos los dos primeros, a él le correspondió el mayo­razgo de los Mogrovejo. Recordaremos aquí su vida según la amplia y ex­celente biografía de Vicente Rodríguez Valencia, y la más breve de Nicolás Sánchez Prieto.Leer más... »

(530) Evangelización de América, 57. Perú. Evangelización fulgurante del imperio inca

Dom, 2019-01-20 03:17

   

–Por fin llegamos a la evangelización: ya le ha costado…

–Primero he descrito el Imperio Inca, una realidad muy notable, y después hago crónica de su transformación cristiana.

 

–Conquista de Chile

Después de la fracasada expedición de Almagro, nada se había inten­tado hacia Chile. Don Pedro de Valdivia, hidalgo extremeño, maestre de campo y hombre de confianza de Pizarro, le pide a éste autorización para intentar la conquista de Chile y la obtiene. Parte del Perú a comienzos de 1540, con una docena de hombres. El nombre de Chile inspiraba temor y casi nadie se animaba a la empresa. Se le suman más hombres por el camino, hasta 150, la mayoría de ellos hidalgos, de los que incluso 33 sabían leer y escribir, y 105 firmar: gente culta.Leer más... »

(529) Evangelización de América, 56. Perú. Miserias de los incas

Sáb, 2019-01-12 23:34

 

–Perú tiene una geografía impresionante.

–Una geografía y una historia, como núcleo central del Imperio inca y como Virreinato hispano del Perú.

Sin la Revelación divina, hecha a Israel y a la Iglesia, las civilizaciones y religiones carentes de su luz, aunque alcanzaran a veces alturas notables, nunca se vieron libres de terribles pozos negros. También esto ocurrió en el Imperio inca.

* * *Leer más... »

(528) Reyes Magos, estrella... Hechos históricos del Evangelio

Dom, 2019-01-06 05:12

 

–Yo no creo en la historicidad de esos cuentos.

–Hace ya tiempo he advertido que algunas partes de su nous están podridas. Que el Señor lo sane.

–Historicidad de los Evangelios de la Infancia de Jesús

De los cuatro evangelistas, son dos los que refieren datos sobre la infancia de Jesús, San Mateo (1-2) y San Lucas (1-2). La Iglesia siempre creyó en la historicidad de los Evangelios, y esa fe se mantuvo firme hasta la aparición del protestantismo liberal y de su filial modernimo, que pusieron en duda la historicidad de los Evangelios, o al menos de muchos de sus relatos, milagros y de cualquier lugar de ellos que estimaban increíbles.Leer más... »

(527) Evangelización de América, 55. Perú. Grandeza de los incas

Jue, 2019-01-03 05:18

 

–Este artículo no trata de la Evangelización del Perú.

–Antes de estudiar la evangelización, presentamos el estado de los pueblos y culturas que la van a recibir. ¿Alguna objeción?

 Leer más... »