Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

Mera defensa de la fe - Eleuterio Fernández Guzmán

Suscribir a canal de noticias Mera defensa de la fe - Eleuterio Fernández Guzmán
b2evolution 2019-06-25T09:42:05Z
Actualizado: hace 51 mins 25 segs

¿Cuántos católicos han saltado las olas esta noche de San Juan?

Dom, 2019-06-23 17:18

 

Como estoy más que seguro que la Venerable Marta Robin cede con gusto y gozo su día de publicación para un tema como el que sigue… en fin, que a ella me acojo para cambiar el artículo que correspondía a su serie por uno, digamos, de actualidad. Y con eso empezamos el mismo que, por cierto, es reproducción de uno publicado hace, nada más y nada menos, que 8 años. Pero… es que estamos seguros de que nada ha cambiado porque, seguro, ha empeorado.

Vayamos, pues, con la cosa.

 

“Ni que decir tiene que esta fiesta solsticial es muy anterior a la religión católica o mahometana. Uno de los antecedentes que se puede buscar a esta festividad es la celebración celta del Beltaine, que se realizaba el primero de mayo. El nombre significaba “fuego de Bel” o “bello fuego” y era un festival anual en honor al dios Belenos. Durante el Beltaine se encendían hogueras que eran coronadas por los más arriesgados con largas pértigas. Después los druidas hacían pasar el ganado entre las llamas para purificarlo y defenderlo contra las enfermedades. A la vez, rogaban a los dioses que el año fuera fructífero y no dudaban en sacrificar algún animal para que sus plegarias fueran mejor atendidas.

Otra de las raíces de tan singular noche hay que buscarla en las fiestas griegas dedicadas al dios Apolo, que se celebraban en el solsticio de verano encendiendo grandes hogueras de carácter purificador. Los romanos, por su parte, dedicaron a la diosa de la guerra Minerva unas fiestas con fuegos y tenían la costumbre de saltar tres veces sobre las llamas. Ya entonces se atribuían propiedades medicinales a las hierbas recogidas en aquellos días. El cristianismo fue experto en reciclar viejos cultos paganos.”

Este texto lo he copiado de un grupo denominado M.A.I.S. TOLTEKAHIOTL. A.C. “Mancomunidad de la Amerrikua Iniciática Solar". Dice lo que dice y se refiere, en concreto, a los “Orígenes paganos” de la celebración, digamos, del solsticio de verano y, en concreto, de la noche de San Juan o, lo que es lo mismo, la madrugada entre el 23 y el 24 de junio.

Otro texto más:

“Se trata de una fecha cargada de simbolismos y de magia, en la que las deidades de la naturaleza, las hadas y los duendes andan sueltos por los campos para bendecirlos, siendo posible tropezarse o comunicarse con ellos.

Las celebraciones del Solsticio de Verano están llenas de símbolos y otras alusiones de carácter solar, como las hogueras (encendidas con el doble propósito de purificar y ayudar al Dios Sol a mantener vivo su poder) .Se trataba de una festividad que celebra el placer y la alegría de la vida y la abundancia de la naturaleza.


En esta noche, tradicionalmente, se recolectan las hierbas mágicas y medicinales que se usarán durante el resto del año, así como también se recoge agua de los manantiales o del mar a la que se le atribuye milagrosas propiedades por estar situado el Sol a cero grados de
Cáncer, signo de agua. Está considerado como uno de los mejores momentos para la magia, siendo especialmente eficaz toda aquella relacionada con ritos de amor, salud y prosperidad.”

Este texto lo he traído aquí y viene de un blog titulado Masonería para todos”.Leer más... »

La Palabra del domingo - Nada humana; todo de Dios

Sáb, 2019-06-22 17:19

 

Lc 9, 11b-17

 

“Les hablaba acerca del Reino de Dios, y curaba a los que tenían necesidad de ser curados. 12         Pero el día había comenzado a declinar, y acercándose los Doce, le dijeron: ‘Despide a la gente para que vayan  a los pueblos y aldeas del contorno y busquen alojamiento y comida, porque aquí estamos en un lugar deshabitado.’  13         El les dijo: ‘Dadles vosotros de comer.’ Pero ellos respondieron: ‘No tenemos más que cinco panes y dos peces;  a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta gente.’ 14       Pues había como 5.000 hombres. El dijo a sus discípulos: ‘Haced que se acomoden por grupos de unos cincuenta.’ 15 Lo hicieron así, e hicieron acomodarse a todos.

16 Tomó entonces los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, pronunció sobre ellos la bendición y los partió, y los iba dando a los discípulos para que los fueran sirviendo a la gente.17 Comieron todos hasta saciarse. Se recogieron los trozos que les habían sobrado: doce canastos.”

 

 

COMENTARIO

 

Nada humana; todo de Dios

 

“Curaba a los que tenían necesidad de ser curados”.

 

Esto muestra perfectamente qué es lo que Jesús había venido a hacer al mundo. Enviado por Dios para salvar a los que tuviesen necesidad de salvación sólo cumplía lo que debía llevar a cabo. Y lo cumplía a conciencia como vemos muchas veces reflejado en las Sagradas Escrituras. 

Era obvio que, por aquel entonces, Jesús era muy conocido y había muchas personas que lo seguían. Y queremos decir que lo seguían físicamente. Y es que aquellos tiempos no eran los de ahora en los que seguimiento puede llegar a ser virtual sin tener, siquiera, contacto visual directo con la persona a la que se sigue. 

Pero entonces, decimos, a Jesús lo seguían allí donde fuera y, si era necesario, lo buscaban hasta dar con Él. Y lo hacían porque gozaban con su presencia, con su palabra y, cómo no decirlo, con los hechos extraordinarios (también llamados milagros) que protagonizaba. Y el de hoy iba a ser de los grandes y sonados. 

Podemos imaginar el número de personas que allí había. Dice el texto que eran 5.000 hombres. Y es más que seguro que no fueran sólo hombres sino que, también, hubiera allí mujeres y niños. Por eso vamos a estimar, por ejemplo, que hubiera entre 8.000 y 10.000 personas. 

Hoy día, a lo mejor, tal número de personas en un mismo lugar puede que no cause sensación especial. Pero entonces, en tiempos de Jesús, tal número de personas era muy considerable e importante. 

Pues bien, aquellas miles de personas no se mantenían del aire ni sólo de la palabra de Cristo. Necesitaban alimentarse y casi pudiera decirse que era responsabilidad de quien, al menos, los había invitado con su verbo, de Dios además.Leer más... »

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Libros sobre Tolkien y su obra: El poder del Anillo, de Stratford Caldecott

Jue, 2019-06-20 17:48

 

 

Stratford Caldecott escribe y la Editorial Encuentro publica un libro dedicado a J.R.R. Tolkien que tiene un objeto claro que viene determinado en el subtítulo: “Trasfondo espiritual de El Hobbit y el Señor de los Anillos” y se refiere, claro, a eso, a lo que de espiritual tienen estos dos libros fundamentales de la obra del profesor de Oxford. Por eso el título del mismo es “El poder del anillo”. 

Es bien cierto que el mismo Tolkien, al hablar de su Señor de los Anillos dice que no ha hecho uso, digamos que de forma explícita, de aquello que podríamos denominar, “doctrina católica”. Sin embargo, como muy bien se nos dice en este libro por parte de la Editorial, “Pocos saben que Tolkien era un ferviente católico, y que los personajes, acontecimientos y dilemas morales de sus novelas están configurados por los dogmas de su fe”. Y es que tal es, exactamente, la verdad y es que, también, no hay mejor forma de mostrar la fe que uno tiene que no se note que se tiene pero que todo lo impregne. Y tal es el caso del subcreador de la Tierra Media. 

Pues bien, este libro habla, exactamente, de eso. Y el índice  del mismo nos lo muestra con total claridad: 

El libro se divide en dos partes: la primera de ellas con el título “El fuego secreto” hace referencia, por ejemplo, al árbol de los cuentos, a El Hobbit como una historia de una idea y una vuelta o, en fin, a lo que el autor llamada, una “presencia oculta” refiriéndose al catolicismo de Tolkien; la segunda de ellas está constituía por una serie de Apéndices que abarcan muchos temas como, por ejemplo, la relación entre Tolkien y Jung, la filosofía social del autor de las obras que estudia S. Caldecott, la obra del rey Arturo o lo que el profesor puede aportar a los escolares o sobre el paganismo. También, por haber sido escrito antes del estreno de las tres películas sobre “El Hobbit” nos habla, el autor de este texto, de la película de Peter Jackson sobre “El Señor de los Anillos”… Leer más... »

Un amigo de Lolo – Volver al principio

Mar, 2019-06-18 17:26

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

Volver al principio

 

De nuevo, con Cristo, revertíamos a la hora pura y el orden partía de cero, como cuando la Naturaleza estrenó la primera resonancia de una voz. “ (El sillón de ruedas, p. 105)

 

Es bien cierto y está al alcance de cualquiera que tenga interés en conocerlo, que el ser humano, desde que fue creado por Dios Todopoderoso, no hizo, en un principio, más que estropear las cosas.

Es conocido lo triste que pudo ser para el Creador ver como su creación preferida, el ser humano, se desviaba de lo que tenía establecido y hacía caso de un ser rastrero (aunque creemos que, al ser creada, la serpiente podía sostenerse sobre patas luego le fueron quitadas por Dios al condenarla al andar sobre su vientre después de lo que pasó…) porque quería ser igual a Dios. En fin…

Pues bien, aquello supuso la primera caída del hombre. El caso es que, luego, hubo otras muchas y el corazón de Dios no dejó de amar a la criatura que había hecho a su imagen y semejanza.

Perdonó nuestro Creador tantas veces como el hombre miró para otro lado y volvió la cara cuando Dios lo miraba y el corazón lo cerró al Amor del Padre. Pero Dios perdonó, siempre perdonó y echó una mano a quien había creado y entregado el mundo para que lo gobernase.Leer más... »

Serie Venerable Marta Robin – Oración a María, Virgen

Dom, 2019-06-16 17:45

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Oración a María, Virgen

 

“¡Oh Virgen fiel y tan pura,

en todo y por todo apoyo,

mi refugio, mi más puro y perfecto modelo,

que me penetre el respecto, el amor,

el abandono filial a todas las voluntades

del Señor, voluntades a menudo misteriosas,

a veces abrumadoras pero siempre misericordiosas,

siempre adorables, siempre llenas de amor.”

(Cuaderno íntimo,31 de diciembre de 1929)

  

No podemos negar que todas las palabras que la Venerable Marta Robin nos dice en esta, que hemos dado en llamar, oración, las tenemos por una gran verdad y nos apoyamos en ellas para caminar por el mundo hasta que lleguemos al definitivo Reino de Dios, llamado Cielo.

El amor que nuestra hermana en la fe muestra por la Madre de Dios se palpa en cada línea, en cada verso o, en fin, en cada palabra.

En realidad, todo esto es parte de nuestra fe. Y lo es porque:

 

-Nosotros tenemos a la Virgen María no por alguien, así, digamos fiel como dicho de cualquier forma sino como el ser humano más fiel que ha existido sobre la faz de la Tierra.

-Nosotros tenemos a la Virgen María como el ser más puro que ha pisado la faz de la Tierra descontando, claro está, a su propio hijo, Jesucristo.

 

El caso es que sabemos que a la Virgen María podemos dirigirnos en momentos de dificultad y por eso le decimos todo lo que le decimos en las Letanias del Santo Rosario. Ella es, eso, refugio, amparo…Leer más... »

La Palabra del domingo - 16 de junio de 2019

Sáb, 2019-06-15 17:20

 

Jn 16, 12-15

“12 Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. 13 Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. 14 El me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros. 15   Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: Recibirá de lo mío  y os lo anunciará a vosotros.”

COMENTARIO

 

La Promesa del Espíritu Santo

 

Jesús era consciente del tipo de personas que había escogido para que fueran sus apóstoles. Y es que no era personas, precisamente, bien formadas, si hablamos de lo intelectual. Muchos de ellos es hasta posible que fueran analfabetos.

Sin embargo, el Hijo de Dios no buscaba a los sabios de su mundo sino a los que pudieran recibir su mensaje y su doctrina con un corazón tierno y preparado para ser sembrado.

Decimos esto porque cuando dice, en este texto del Evangelio de San Juan, que tiene mucho que decirles pero que no pueden con tales realidades, lo dice porque, al conocerlos, sabe que no ha llegado el momento para que puedan entenderlo todo a la perfección. Y es que Él, que les estaba enseñando desde hacía, al menos, tres años, era consciente de la verdad y la realidad de todo aquello.Leer más... »

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – En general, sobre la obra de Tolkien

Jue, 2019-06-13 17:53

 

Seguramente, este artículo podría haber sido escrito al principio de esta serie que encabeza la Tierra Media y que va dirigida a J.R.R. Tolkien. Sin embargo, no es poco cierto que la experiencia en la práctica de escribir sobre el profesor de Oxford le permite a uno ver las cosas mucho mejor cuando se ha dicho, aunque sea, algo sobre el autor, entre otros, de El Hobbit y El Señor de los Anillos. Podemos decir, por tanto, que vale la pena no correr más de la cuenta cuando es posible decir de forma más adecuada lo que se piensa sobre esto. Y, claro, no es nada malo, como podemos imaginar. 

No sé si lo hemos dicho antes pero el que esto escribe ha llegado, digamos, tarde (en el tiempo y en la edad) a la lectura de las obras de nuestro autor. Eso, por ejemplo, le produce una, digamos, “sana envidia” (aunque la envidia nunca es sana, creemos que se nos entiende) cuando lee que alguien dice que se leyó alguna de las obras citadas arriba a los 15 años de edad (incluso antes) y que, desde entonces, han pasado algunos decenios… 

La envidia a la que nos referimos arriba tiene mucho que ver con ciertas imposibilidades que lastran mucho el quehacer del que esto escribe. Y es que la obra de Tolkien (padre) afecta más allá de la simple lectura y se mete, digamos, en el corazón del lector de tal forma que ya nada puede ser igual. Y estamos seguros de que esto se entiende a la perfección. Pero hay temas, como por ejemplo, el de las lenguas a las que se les dio una Tierra Media para existir, que, en fin, se nos escapan como las Águilas de Thorondor, su Rey.

Como sabe cualquiera que sea lector habitual (incluso ocasional) de J.R.R.Tolkien, el universo creado por este bendecido hombre es mucho más que lo que dejó escrito sobre el papel (mucho papel, eso sí) Y es que tanto los personajes como los escenarios, aún sabiendo que no son reales en el sentido que damos a la palabra “realidad”, transcienden más allá de la obra escrita y nos hacen pensar y preguntarnos acerca de la misma existencia de la Tierra Media y si, en verdad, no nos gustaría haber estado en ella, así, realmente. Y ya sabemos cuál es la respuesta… Leer más... »

Hoy hace 9 años de la Beatificación de Lolo

Mar, 2019-06-11 18:09

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

Era en 2010. Un tal día como hoy, 12 del mes sexto de aquel año, un día lluvioso aunque, por la fecha, pueda parecer extraño, un jienense de Linares (España) subió a los altares porque merecía subir a los altares. Su nombre, más que conocido, es Manuel Lozano Garrido aunque es reconocido como Lolo.

Tengo que reconocer que para hoy tenía previsto escribir sobre unas líneas del libro de Lolo de título “El sillón de ruedas” que desde hace bastantes semanas estoy trayendo a este apartado del Blog. Pero, la verdad, al darme cuenta de la fecha que era el día 12 de junio… no me he podido resistir y he cambiado la cosa.

Como pueden ver, no estoy utilizando términos como “tenemos que reconocer” o “nos hemos dado cuenta” que es lo que se hace cuando se quiere, uno, dar cierta importancia al escribir en tercera persona (la vanidad es un vicio, a lo mejor, muy extendido…). No. Aquí sólo cabe el uso de la primera persona porque yo, el que esto escribe, celebro más que mucho este día. Y es que es muy personal como suele serlo lo de los santos para sus hermanos aún en el mundo.Leer más... »

Serie Venerable Marta Robin - Esto es más que cierto

Dom, 2019-06-09 17:10

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Esto es más que cierto

¡Gloria a Dios! ¿Puedo yo cantar algo mejor?” (Primer Cuaderno de memorias, 25 de diciembre de 1929)

 

No podemos negar que las cosas se pueden decir haciendo uso de muchas palabras pero hay veces en las que basta con pocas si las pocas son profundas pero, sobre todo, son verdad.

La Venerable Marta Robin, en un día tan memorable como es el 25 de diciembre (cualquier 25 de diciembre desde que vino el Hijo de Dios al mundo), lo dice todo con mucha claridad. Sin embargo, y por eso mismo y por las pocas palabras dejadas por escrito, hay otro mucho que debemos deducir y entender acerca de las mismas.

En primer lugar pone sobre la mesa una verdad que muchas veces es olvidada porque no nos fijamos en lo que, verdaderamente, importa sino en lo que creemos que “nos” importa.

Para un hijo de Dios no cabe la menor duda que lo más importante es la Gloria de su Padre del Cielo.

Dicho así, todo parece sencillo de entender. Y sí, es cierto que lo más importante para cada uno de nosotros es la Gloria de nuestro Creador que, por cierto, nos ha creado, entre otras cosas de menos importancia, para que le demos gloria. Y eso no lo deberíamos olvidar nunca y nunca debería ser tenido como una verdad de segunda categoría sino, al contrario, de primera y más que de primera.Leer más... »

La Palabra del domingo - 9 de junio de 2019

Sáb, 2019-06-08 17:27

 

Jn 20, 19-23

 

 

 

“19 Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: ‘La paz con vosotros.’ 20 Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor.21    Jesús les dijo otra vez: ‘La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío.’ 22       Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: ‘Recibid el Espíritu Santo. 23 A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.’”

      

 

COMENTARIO

 

Enviados por Dios al mundo

 

Para que todo lo que hizo tuviera sentido tuvo que aparecerse, Jesús, a sus discípulos que, con miedo, estaban escondidos. Sólo así comprendieron todos los, para ellos, extraños mensajes que habían recibido de Él y que, en su tiempo, no entendieron.

Verdaderamente no es de extrañar que aquellos que habían estado más directamente relacionados con Jesús pensaran que, a lo mejor, los mismos que habían perseguido a muerte al Maestro pensaran en hacer lo mismo con ellos. No estaban equivocados porque luego se vio que eso era, exactamente, lo que iba a pasar. Por tanto, que estuvieran escondidos antes de volver a Jesús tras su resurrección, era de esperar pues no se trata de una falta de confianza sino de un verdadero desconocimiento de lo que Jesús les había dicho unas cuantas veces. Podemos decir, por eso que todos fueron como Tomás que no creyó hasta que no vio.Leer más... »

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Microrrelatos (II)

Jue, 2019-06-06 17:02

Hace unas semanas dimos entrada en este apartado del Blog dedicado a J.R.R. Tolkien a los microrrelatos que son, como su palabra indica, relatos escritos en pocas palabras. 

Después de hacer una de Perogrullo o, lo que es lo mismo, decir una obviedad, digamos que vamos a repetir la experiencia y vamos a traer aquí una segunda parte de los microrrelatos. Esperamos no canse esto que hacemos ahora. No es tal nuestra intención. Y, por favor, rogamos no cuenten los caracteres para ver si nos pasamos del número establecido. Perdónenos si eso hacemos y tengan paciencia, mucha paciencia, con este pobre juntaletras…

  

  • Muchas hubo. Lucharon el Mal contra el Bien. En algunas se lloró mucho; en otras, se cantó la victoria. Bajo las estrellas, llama súbita, la de las muchas lágrimas. En fin, la guerra.Leer más... »

Un amigo de Lolo - "Libro a libro" – La Gracia de Dios en Jesucristo

Mar, 2019-06-04 18:08

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

La Gracia de Dios en Jesucristo

 

“La solución la dejó Cristo cierta tarde sobre unos panes ácimos y una copa de vino. Su figura musculada asumía todo el catálogo de delincuencia y el hombre que había de degradarse sobre un “Pioneer” o el que llevara la corrupción a un Marte virgen, tendrían ya el saldo bueno de un canal de sangre licuada con efectos hereditarios.” (“El sillón de ruedas”, p. 105)

 

No podemos negar que el Beato Manuel Lozano Garrido era un hombre de su tiempo y que no andaba nada anticuado ni pasado de moda cuando escribía. Y en este caso podemos verlo al saber introducir más que bien avances de la tecnología en un escrito espiritual para darnos a entender que Dios también tiene que ver con todo eso y, en fin y en general, con todo lo creado por Él y lo inventado por el hombre.

El caso es que queda bien definido el origen de todo lo bueno que puede haber en la vida del ser humano desde que los últimos tiempos manifestaron su realidad con el nacimiento del Mesías. Y nos referimos a lo que hizo el Hijo de Dios en la Última Cena cuando, a partir de sus palabras y sus intenciones, instauró la Santísima Eucaristía.

Lo dice bien Lolo cuando habla de que no sólo hizo eso sino que, además, asumió para sí todos los pecados que el ser humano había cometido hasta entones y, ¡Ay!, podemos decir que sigue haciendo lo mismo porque, al parecer, no aprenden sus hermanos y siempre están a lo mismo con el misterio del pecado…Leer más... »

Serie Venerable Marta Robin- La perfección espiritual tiene resultado gozoso

Dom, 2019-06-02 18:16

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

La perfección espiritual tiene resultado gozoso

 

De los Consejos para avanzar en la vida de perfección, nos dice la Venerable Marta Robin esto que sigue:

¡Ah! ¡Qué buenos serán, qué maravillosos serán, qué inefables serán, los tesoros de amor de los que gozaremos eternamente en el Cielo! Jesús nos los ha hecho, solamente, presentir; pero la realidad sobrepasará mucho nuestras limitadas previsiones.” (Consejo 28)

 

Hemos dedicado algunas, bastantes, semanas, a los consejos espirituales que la Venerable Marta Robin dejó escritos hace algunas décadas. Por eso, por haber estado escritos entonces no es que no tengan vigencia ahora sino que, al contrario, la tienen más que nunca. Y es que este tipo de realidades espirituales ni pasan nunca ni nunca pasarán.

Pues bien. Algún consejo, por decirlo así, debía ser el último. Es decir, esta buena semilla también se iba a terminar. Y es lo que pasa con el 28, el que traemos aquí hoy. Y no podemos negar que el resultado, lo que nos muestra el mismo, no es poco sino mucho y muy mucho.

Nuestra hermana en la fe tiene muy en cuenta que el resultado de haber seguido lo que ha dicho en todos los consejos anteriores no es poco sino que, al contrario, debería llenar nuestro corazón de esperanza y, nuestra vida, de lucha interior.Leer más... »

La Palabra del domingo - 2 de junio de 2019

Sáb, 2019-06-01 17:28

 

Lc 24, 46-53

“46 y les dijo: ‘Así está escrito que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos al tercer día 47   y se predicara en su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las naciones, empezando desde Jerusalén. 48 Vosotros sois testigos de estas cosas. 49 ‘Mirad, y voy a enviar sobre vosotros la Promesa de mi Padre. Por vuestra parte permaneced en la ciudad hasta que  seáis revestidos de poder desde lo alto.’  50 Los sacó hasta cerca de Betania y, alzando sus manos, los bendijo. 51   Y sucedió que, mientras los bendecía, se separó de ellos y fue llevado al cielo. 52 Ellos, después de postrarse ante él, se volvieron a Jerusalén con gran gozo, 53  y estaban siempre en el Templo bendiciendo a Dios.”

 

 

COMENTARIO

 

Y ascendió a los cielos

 

Dios siempre ha tenido un Plan para la humanidad. Es decir, cuando llevó a cabo la creación y puso en ella al ser humano no lo hizo para olvidarse de ella sino que, con el paso del tiempo, mostró y demostró que había preocupación en su corazón por aquella parte de la creación que hizo a su imagen y semejanza.

Esto dicho arriba supone que, a lo largo de la historia de la humanidad la mano de Dios se ha podido apreciar en muchos acontecimientos de la vida del hombre. En el paso del río por parte del pueblo elegido, sin ir más lejos.

Por eso, los escritores inspirados por el Espíritu Santo fueron fijando por escrito lo que, cuando eso fuera necesario que sucediese, la historia de la salvación llegara a su culminación porque el hombre, en un momento determinado, iba a necesitar ser salvado. Y es que, después del episodio de Noé y su arca salvadora otra vez tuvo el Creador que intervenir en beneficio de su descendencia.

Y lo hizo enviando a su Hijo al que llamaron Jesús porque estaba escrito que el Emmanuel viviese entre los hombres, sus hermanos.Leer más... »

J.R.R. Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Algo sobre las lenguas de J.R.R. Tolkien

Jue, 2019-05-30 18:00

 

No podemos negar que el tema de las lenguas en la obra de J.R.R. Tolkientiene su aquel y que, vamos, tiene una dificultad que, sí, añade interés a la obra del profesor de Oxford pero que, en algunos casos (como el de que esto escribe) establece cierta barrera mental que impide comprender del todo una obra tan magna. Pero no podemos negar que nuestro autor escribió no para colocar una lengua en un mundo sino para subcrear un mundo para una lengua (o varias)… 

Eso, claro está, no es culpa de aquel hombre que hizo uso de su más que especial inteligencia y desarrollo profesional como para hacer eso que hizo con la invención de lenguas sino que cae de la parte de aquellos lectores que, por las causas, razones o motivos que sean, no alcanzamos a saber mucho de las mismas. Y eso añada misterio, eso sí, a todo lo que leemos de Tolkien pero también añade cierta tristeza que, no podemos negar, nos hace, a lo mejor, no captar la belleza de esto que hablamos. Y es que recordar el quenya, el sindarin, el khuzdûl, la lengua común o, en fin, la lengua negra, nos pone, sin duda alguna , un cierto nudo en la garganta… 

Por supuesto que tenemos ayuda. Y queremos decir con esto que hay muchas personas, amantes de la obra de J.R.R. Tolkien que han dedicado y dedican mucho de su tiempo a analizar lenguas propias del mundo de la Tierra Media. Y damos, al menos por nuestra parte lo decimos, las gracias a su esfuerzo porque ilumina mucho nuestra visión de las cosas saber, al menos saber, que hay quien sí está preparado para afrontar una lengua (o varias) que es inventada pero, no por eso, menos maravillosa que una, digamos, real.Leer más... »

Un amigo de Lolo - "Libro a libro" – El poder de la Cruz

Mar, 2019-05-28 17:45

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

El poder de la Cruz

Desde la Cruz acá, el Bien es, cuando menos, un antibiótico instantáneo para el delito.” (“El sillón de ruedas, p. 105)

 

Lo que nos dice hoy, lo que aquí traemos de parte del Beato Manuel Lozano Garrido es, verdaderamente, importante porque supone tener en cuenta que sí, que en el mundo hay Mal pero que hay un remedio más que bueno y eficaz contra el mismo que es el Bien.

Cierto es que, antes de que el Hijo de Dios caminara por el mundo enseñando la Palabra de Dios y la Verdad también había Mal. Sin embargo, tras su muerte y resurrección algo cambió en el devenir de la humanidad creada por el Todopoderoso. Y podemos decir, sin temor a equivocarnos, que unas nuevas posibilidades de enfrentar las asechanzas del Maligno, nos fueron dadas.

Lolo, como es conocido nuestro hermano en la fe, tiene muy en cuenta la importancia de aquellos maderos en los que estuvo colgado el Hijo de Dios. Es decir, de serlo, maderos, como lo era, pasaron a ser algo más, mucho más: símbolo del Amor de Dios por sus hijos y, sobre todo, espejo donde poder mirarnos los discípulos del Maestro de Nazaret.

Que existe el Mal, para empezar esto, es algo que nadie que tenga dos dedos de frente, puede dudar. Y, a diferencia de aquellos que creen que, no existiendo, tampoco existe Satanás o el Demonio, lo bien cierto es que sólo hay que mirar a nuestro alrededor o, incluso, a nuestro propio corazón, para saber que sí, que el Mal existe y es bien patente que existe.

Pues bien, nosotros, que creemos que la Cruz de Cristo es verdaderamente redentora y que fue puesta por Dios para que la Sangre de Uno salvase a la sangre de todos, es en ella donde debemos mirarnos, a ella donde debemos mirar si es que queremos salvarnos o no permitir que nuestra alma caiga en la fosa de la que tanto habla el salmista pero, sobre todo, de la que nunca se sale.

Entonces… desde aquel momento, desde que Cristo estuvo allí colgado, como decimos arriba, y, luego, desde que resucitó, algo nuevo y bueno surgió de aquellos maderos. Y queremos decir con eso que sabemos que el Bien no es, por decirlo así, algo que es bueno en sí mismo y que debemos practicar todo lo que podamos. No. Sabemos, a ciencia y corazón ciertos, que el Bien nos viene como anillo al dedo para prevenir su contrario, el Mal.

El Beato de Linares (Jaén, España) tiene muy claro que el Bien no es sólo no hacer el Mal sino que puede servirnos de prevención para que el Mal no se manifieste ni en nuestra vida ni en la del mundo, donde nos movemos, vivimos y existimos.

Que diga nuestro hermano en la fe que el Bien es “un antibiótico instantáneo para el delito” tiene más que importancia porque supone sentar las bases de un actuar correctamente, según la Voluntad de Dios.

El Bien, así entendido, como dice Lolo, puede con el Mal desde que practicamos el primero. Así, el Mal no puede hacerse con nuestro corazón si sabemos que es mucho mejor el Bien que su contrario y si tenemos muy claro que debe prevalecer el Bien frente al Mal porque eso es lo que Dios quiere de su semejanza.

El Bien, por tanto, previene lo malo en nuestra vida y, por tanto, ha de hacerse con nuestro corazón templo, por cierto, del Espíritu Santo de donde sólo puede salir lo que es bueno y donde no puede echar raíces ni el egoísmo ni nada que suponga un ser muy poca cosa ante el Tribunal de Dios y, así, ante Dios mismo sin llegar a tener que morir para enfrentarnos a su santísima Justicia.

El bien, en fin, es bastante mejor que el Mal. Y por eso el Beato Manuel Lozano Garrido, lo prefiere y por eso, precisamente por eso, lo practicó a lo largo de su vida.

 

 

Eleuterio Fernández Guzmán

 

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Saber sufrir, espiritualmente hablando, es un verdadero tesoro.

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

Serie Venerable Marta Robin – Limar imperfecciones

Dom, 2019-05-26 18:22

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

 

             

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Journal. Décembre 1929, Novembre 1932) publicado en 2013 por Editions Foyer de Charité y que recoge, como su nombre indica, el contenido del Diario íntimo y personal de la Venerable Marta Robin entre las fechas que se indican en el título del mismo.

Limar imperfecciones

 

 

Se puede concluir que toda imperfección, incluso la menor, obscurece la pureza del alma y retarda, si no impide, su perfecta unión con Dios.” (Consejo 27)

 

Es lógico que la Venerable Marta Robin diga, en este consejo para alcanzar la perfección espiritual, eso de que “se puede concluir”. Y es que, después de más de 20 consejos, el que hoy traemos aquí es el penúltimo de ellos (tiene 28, digamos, esta relación) y eso le viene muy bien para trazar algo que pudiera considerarse, por decirlo así, un resumen de todo.

Es bien cierto y verdad que aquí se ha dicho mucho acerca de lo que nuestra hermana en la fe entiende acerca de cómo se alcanza la perfección espiritual. Pero, sobre todo, se ha hablado más que mucho de qué es la misma. Por eso, no está nada mal que haya una conclusión, como decimos arriba, un a modo de resumen de todo esto que bueno y mejor de lo que pudiera parecer.

Pareciera que Marta Robin pone antes el carro que los bueyes. Es decir que, ya, desde el principio de este punto hable de “imperfección” antes de decir lo que sería, claro, la perfección. Sin embargo, nosotros creemos que lo hacer porque nos avisa de qué es lo que debemos olvidar y, en fin, de qué es aquello en lo que no debemos caer.Leer más... »

La Palabra del domingo -26 de mayo de 2019

Sáb, 2019-05-25 17:23

 

Jn 14, 23-29

 

“23 Jesús le respondió: ‘Si alguno me ama, guardará mi Palabra,   y mi Padre le amará, y vendremos a él,  y haremos morada en él. 24 El que no me ama no guarda mis palabras.  Y la palabra que escucháis no es mía,  sino del Padre que me ha enviado. 25   Os he dicho estas cosas estando entre vosotros. 26  Pero el Paráclito, el Espíritu Santo,          que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo  y os recordará todo lo que yo os he dicho.    27 Os dejo la paz,  mi paz os doy;  no os la doy como la da el mundo. No se turbe vuestro corazón ni se acobarde.

28 Habéis oído que os he dicho: ‘Me voy y volveré a vosotros.’ Si me amarais, os alegraríais de que me fuera al Padre,  porque el Padre es más grande que yo. 29 Y os lo digo ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis.’”

COMENTARIO

 

Escuchar y ser consecuentes

 

La misión salvadora de Cristo tuvo que desarrollarse mediando palabras y actos. Es decir, no tuvo más remedio (dado como eran sus contemporáneos) que realizar signos para que creyeran lo que decía, sus palabras, aquellos que le escuchaban. Por eso curó a enfermos incurables, resucitó a varios muertos, sacó demonios de endemoniados, etc.

Sin embargo, la base de todo su hacer eran las palabras que pronunció a lo largo de sus años de predicación pública. Y las que hoy trae el evangelio de San Juan son de vital importancia para la vida espiritual del discípulo. Es más, para la vida eterna de quien le sigue.

¿Qué es importante destacar en estas palabras que muchas veces hemos oído pero, a lo mejor, no escuchado?Leer más... »

J.R.R.Tolkien - Ventana a la Tierra Media – Vidas paralelas: Gandalf-Saruman

Jue, 2019-05-23 17:15

  

Estamos seguros (aún sin poderlo demostrar) que, en sus tiempos de estudiante, J.R.R. Tolkien tuvo que llevarse a los ojos las llamadas “Vidas paralelas” del escritor romano Plutarco. Y es que, como sabemos, en ellas se desarrollaba una, digamos, biografía de dos personajes que, por sus especiales características personales, podían entenderse, por decirlo así, comparables. 

Algo así vamos a procurar hacer en este concreto y especial apartado del blog dedicado al profesor de Oxford. Y aunque, como es de esperar, esto no esté repleto de citas eruditas (cada cual da lo que puede) al menos vamos a tratar de hacerlo lo mejor que posible.Leer más... »

Un amigo de Lolo – "Lolo, libro a libro" – Otra oportunidad para la criatura de Dios

Mar, 2019-05-21 17:04

Presentación

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Continuamos con el traer aquí textos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo. Lo hacemos ahora con “El sillón de ruedas”.

Otra oportunidad para la criatura de Dios

 

El primer vagido el Pesebre recuerda a esas viviendas en las que se ceba una catástrofe y se aprovecha la oportunidad para dar paso a una nueva edificación, que cubre airosamente todas las necesidades de los inquilinos.” (El sillón de ruedas, p. 103-104)

 

Era, sin duda, una nueva oportunidad que Dios daba al hombre.

Es conocida, y más que conocida, la historia del ser humano desde que sabe que existe un Creador y que el mismo mira por él. Pongamos, por ejemplo, desde que nuestro padre en la fe, Abrahám, dijo sí a un Dios a quien no veía pero escuchaba y cuyo nombre era no fácil de transmitir. Sin embargo, quiso dejarlo todo porque tuvo confianza y, en fin, porque tuvo ve y creyó.

Decimos, pues, que es más que conocido qué pasó con el ser humano. Y tal fue así que hasta Dios tuvo que intervenir más de una ocasión para sacar las castañas del fuego a una criatura que, como el hombre que, al cabo de unos siglos pareció separarse de su Creador sin importarle lo más mínimo hacer eso y poner en su lugar a dioses falsos…

Dios, sin embargo, y como ha demostrado a lo largo de la historia, es Bueno y Misericordioso. Y decir eso supone tanto que, tenerlo como algo que no es verdad es, más bien, estar ciego y más que ciego.Leer más... »

Páginas