Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

Recursos didácticos en el hogar homeschooler

Imagen de Ana Laura

 

 

 

 

Recursos didácticos en el hogar homeschooler.

 

 

Existen familias que hacen escuela en casa en todo tipo de lugares. Desde grandes metrópolis hasta zonas aisladas pasando por ciudades medianas, poblaciones pequeñas y áreas rurales. El éxito de hacer escuela en casa no depende del lugar donde uno vive. Sino más que nada de que exista una familia sólida como base.

 

 Los recursos educativos actualmente son ilimitados gracias a la tecnología. Eso no significa que los niños se la pasen pegados a una pantalla (TV, computadora, etc.) todo el tiempo sino que cualquier tema educativo que sea de su interés puede quedar a su alcance. Existen actualmente muchos documentales y recursos audiovisuales que refuerzan maravillosamente el aprendizaje.

 Nosotros en la página nos hemos dado a la tarea de recopilar información, artículos enlaces etc. que, siempre bajo la supervisión de los padres, sirven de apoyo para los diferentes temas culturales o académicos que necesitan los chicos que estudian en casa.

Los materiales didácticos son un buen medio de aprendizaje. Muchos de ellos corresponden a métodos específicos como por ejemplo el Montessori. La ventaja de ellos es que el chico puede trabajar de manera personal y autocorrigiéndose.  Gracias a ello se da un avance constante y casi imperceptible en el que el alumno perfecciona su trabajo en la medida en que lo utiliza una y otra vez. La intervención del adulto es mínima. 

Siempre es útil  recurrir a una buena biblioteca, ya sea propia, prestada o pública. Los libros son una pieza clave en la educación. Fomentar la lectura y el amor a los libros es una buena estrategia. Es muy importante que los niños vean en el libro a un amigo y no a un rival (aquel con quien se va a entablar una batalla durante las próximas horas o días).

Un elemento también importantísimo y que muchas veces queda olvidado es el aprendizaje que se da de manera informal directamente de las personas. No se trata de maestros sino de aquellos con quienes entramos en contacto durante el transcurso de nuestra vida cotidiana.

Primeramente la familia y especialmente los abuelos o familiares ancianos son una mina de valiosos testimonios y vivencias tanto familiares como de acontecimientos pasados. Después se da también en la relación con vecinos, trabajadores, empleados, comerciantes, personas de la parroquia, amigos de la familia y en general de toda aquella persona con quien convivimos.

En cuanto al lugar de residencia hay ciudades en las que no hay casi áreas verdes (parques) ni mucho menos la posibilidad de visitar granjas o salir al campo y ver animales. ¡Ni qué decir de la playa o el mar! Pero en cambio se presentan oportunidades de museos, exposiciones  o  eventos culturales. Lo verdaderamente   importante es dar al niño la oportunidad de aprender del ambiente. Sólo hay que tener bien abiertos los ojos a todo lo que se encuentra a nuestro alrededor. Cada quien echa mano de lo que tiene a su alcance y de lo que el entorno le ofrece.

Algo muy importante es mantener un equilibrio respecto a las actividades de los chicos. Es bueno alternar días de trabajo en casa con días de actividades al aire libre. También cambiar de trabajo intelectual a manual . De ciencias a humanidades, de lógico-verbal a creativo y artístico, de receptivo a activo, de preponderantemente visual a preponderantemente auditivo, de reposado a movimiento etc. De este modo se logra una educación más completa.

Por último no debemos olvidar que la formación de los hijos no se limita a simplemente a proporcionarles  conocimientos o técnicas sino que principalmente debemos formarlos como personas  en los valores cristianos. Por ello las familias que hacen homeschool católico dan gran importancia al tiempo dedicado a la oración, la catequesis y sobre todo consagramos nuestro trabajo diario a Dios de tal manera que vivimos buscando el reino de Dios y su justicia confiando en que Él nos dará lo demás por añadidura.