Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

Tema 10: EL BAUTISMO DE JESÚS EN EL JORDÁN.

Imagen de Silvia

foto

 

San Juan Bautista era primo de Jesús, era hijo de Santa Isabel y de Zacarías. Isabel era prima de la Virgen María. Cuando Isabel estaba esperando a Juan Bautista, la Virgen María fue a visitarla y a ayudarla. Cuando la Virgen estuvo frente a su prima, Isabel le dijo a la Virgen María, que en cuanto la vio, su niño que estaba dentro de ella había saltado de gozo.

¿Por qué le dijo esto Santa Isabel?, pues porque Juan Bautista que era su bebé, sintió que el niño que tenía la Virgen María era nada menos que el Hijo de Dios, y entonces pronunció las palabras:

 

“Dios te salve María llena eres de gracia,

el Señor es contigo, Bendito es el fruto

De tu vientre, Jesús”.

foto

 

Si vemos estas palabras que le dijo Isabel a la Virgen María, nos podemos dar cuenta que se trata de la primera parte del AVE MARÍA,   que todos conocemos.

 

Bueno, pues Juan Bautista tenía una gran misión que cumplir (todos tenemos una misión que cumplir querida por Dios) y ésta era que Juan Bautista fuera el mensajero que fuera delante de Jesús para preparar el camino y para que fuera clamando en el desierto la llegada del Mesías (Jesús).

 

Y nos encontramos en la Biblia a Juan Bautista predicando en el desierto y bautizando con agua y pidiendo la conversión de las personas, para el perdón de sus pecados. Acudían a él gente de toda la región de Judea y de Jerusalén y eran bautizados por él en el río Jordán y confesaban sus pecados mientras se metían dentro de las aguas del río Jordán.

 

bautizo

 

Juan como dijimos, vivía en el desierto, en las cuevas de Qumran, se vestía con piel de camello y se alimentaba de langostas y plantas silvestres. Juan proclamaba también “atrás de mí o después de mí viene alguien superior a mí, si yo soy un profeta, porque lo he sentido, vendrá alguien que es superior a mí y su superioridad es tal que no me siento digno de desatarle la correa de su sandalia”. “El que viene detrás de mí les bautizará no con agua, sino con el Espíritu Santo, no derramará agua sino derramará Espíritu Santo”.

 

Jesús fue al río Jordán para ser bautizado por Juan Bautista, de acuerdo a la voluntad de Dios y recordemos que el bautizo que daba Juan era para perdonar los pecados, ¿ustedes creen que Jesús tenía pecados? Pues no verdad, pero Dios  quiso que fuera bautizado así porque Jesús iba a cargar con los pecados de toda la humanidad. Y Jesús oró pidiendo perdón por los pecados de la humanidad que Él estaba representando. Después de que bautizó a Jesús con agua, Jesús salió del agua y entonces se abrieron los cielos y vieron que el Espíritu Santo en forma de paloma bajaba sobre Él y se escuchó una voz que dijo “Este es mi Hijo amado en quien me complazco”.

 

La gente que iba con Juan, era de todas clases y aunque duró unos cuantos meses la misión de Juan Bautista, el éxito fue en grande y terminó esta misión, porque Herodes lo puso en la cárcel. Y una cosa muy importante es que Jesús sintió el llamado de su Padre para que comenzara su misión evangelizadora.

foto

 

También nosotros cuando recibimos el Sacramento  del Bautismo, recibimos al Espíritu Santo  y nos hace Hijos de Dios. Nosotros tenemos dos nacimientos, el de nuestra madre y el momento del Bautismo, cuando nacemos como hijos de Dios de una manera muy particular y esto se da, porque no hay nada imposible para Dios.

 

Entonces fíjense que importante es nuestro Bautismo ya que por medio de él:

 

  • Nuestros pecado original queda perdonado.
  • Somos hechos “hijos de Dios”.
  • Quedamos transformados en “Santuarios del Espíritu Santo”.

 

Por eso es por lo que debemos cuidar nuestro cuerpo, porque en él había el Espíritu Santo y recordemos que el Espíritu Santo es el encargado de hacernos santos y para esto nos da Dones.