Carrito de compras

0 elementos MXN$0.00

Breves testimonios de dos mamás que comenzaron éste año a educar a sus hijas en casa

Imagen de Silvia

MARTHA CARRILLO: Comenzamos en agosto del año pasado, muy inseguras, con miedo de hacer mal las cosas, llenas de angustia por cómo iba a reaccionar la gente ante nuestro estilo de vida... Hoy a casi un año de haber comenzado la situación es diferente, ahora somos más confiadas ante las personas que preguntan, Emma sabe explicarles a quien le pregunta que somos homeschoolers sin tener pena, hemos cambiado muchisimas veces la forma de organizarnos y aun seguimos haciendolo pero cada vez disfrutamos más nuestras decisiones y las cambiamos según nos acomdan, Emma es feliz, se integra fácilmente con los niños con los que le toca convivir en el catesisimo, en la orquesta, en su clase de monaguillos, hacemos reuniones esporádicas con sus ex compañeritas de la escuela, aunque una de ellas se integró a minaguillos así que no la extraña porque está con ella nuevamente, pero de las que aun van a la escuela tratamos de convivir con ellas en el parque, en fin... Ahora sólo tengo un poco de incertidumbre ante el asunto del INEA pero eso es algo que también pasará a ase serenidad, como todo lo demás. Lo que nos ayudo es que nuestra Comunidad en esta pequeña ciudad ha aceptado muy bien que educamos en casa.

 

Blanca Cecilia Villa: Seguimos adaptándonos al nuevo sistema de estudios; el enfoque es distinto y lo hemos adaptado a nuestras necesidades, tanto de tiempo como de aprendizaje. Todos estamos aprendiendo y valoreando cada vez más cada detalle, el tiempo. Aun seguimos un poco desordenados, pero confío en que este ciclo que comienza nos será más fácil, ya sea porque será el 3er. grado de secundaria y debemos estar preparadas para el examen del INEA. Con todo estoy convencida y agradecida, ya que el vínculo con mis hijos es ahora más fuerte y los encuentro seguros emocional y espiritualmente.